Mi bebé llora, ¿qué le pasa?

Uno de los momentos más especiales en la vida de cualquier persona es cuando se entera de que va a ser madre, y por supuesto, ese momento especial se multiplica cuando se tiene al recién nacido en brazos. Desde el primer momento en el que nos enteramos de que vamos a convertirnos en padres, son muchas las cosas que cambian en nuestra vida y otras muchas que debemos aprender.

Y una de las que debemos aprender es a interpretar el llanto de nuestro bebé desde el día en el que nace, porque aunque pueda parecer que no, los bebés lloran de manera diferente según sea aquello que les ocurra o aquello que necesiten, ya que es su manera de comunicar al mundo lo que les ocurre. Así que si escuchas llorar a tu bebé y no sabes qué es lo que le pasa, esto te puede ayudar.

bb

El llanto más común es el que se produce cuando el bebé tiene hambre. Suele ser un llanto duradero ya que el bebé solo se calma cuando ha comido y queda satisfecho. Es fácilmente reconocible porque se produce en torno a las horas en las que les toca volver a comer. Pero este no es el único tipo de llanto que puede tener nuestro hijo. También está el llanto que indica dolor, y que por supuesto es el más temido por los padres. En este caso, el llanto suele ser más agudo que el anterior y puede estar acompañado también de algún grito y de pequeños momentos de silencio.

En tercer lugar está el llanto que nos avisa de que el bebé está incómodo, posiblemente porque pueda tener el pañal sucio. Se trata de un llanto más débil pero a la vez llama la atención de sus padres. Si el llanto del bebé es demasiado fuerte y escandaloso, puede que nuestro pequeño esté sufriendo algún cólico. Pero no os alarméis, porque es algo muy común. Para aliviarlo, lo mejor es ponerlo boca arriba y estirarle las pierna y darle pequeños masajes en la barriga para ayudarle a expulsar los gases que le producen el cólico.

Imágenes: bebc/bebc

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *