Mamás: Peques seguros en la piscina

Con la llegada del verano no hay un mejor plan para pasar el día con los niños que ir a la piscina. Pero esta gran idea requiere de nuestra total supervisión.

Si tus peques adoran el agua el ambiente de la piscina es ideal: un día soleado y mucha diversión a su disposición, al menos para ellos porque para nosotras representa extremar precauciones para que todo marche de forma segura.

La primera recomendación es la más evidente: mantén a tus niños siempre vigilados y evita dejarlos solos en la piscina sin que al menos un familiar o amigo esté atento a ellos. Por supuesto si se trata de niños muy pequeños deberán entrar al agua siempre acompañados de un adulto.

Cuando el niño sabe nadar las madres podemos relajarnos un poco más, la meta es estar atentas a que no comentan una imprudencia. En cambio si aún está aprendiendo deberá ir equipado con los salvavidas que más se adapten a su edad y peso, ya sean chalecos, manguitos, flotadores etc.

Las indicaciones antes de salir de casa, durante el camino y en el lugar deben ser claras: nada de correr al rededor de la piscina, lanzarse de cabeza si no saben la profundidad, empujar a otros niños o amigos o realizar cualquier hazaña que pueda resultar peligrosa. Es importante que comprendan que más allá de la diversión su seguridad está en juego.

Pudiera parecer demasiado agobiante, pero aunque la piscina es una de las mejores formas de entretenimiento requiere de toda nuestra atención para evitar accidentes que arruinen el buen momento.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *