Mamás: Consejos para la alimentación de tus hijos

Recientemente son numerosas las noticias que surgen acerca de la alimentación de los más pequeños de la casa. Y es que los transtornos alimentarios son cada vez más frecuentes. En este sentido y para evitar que se den situaciones así, los expertos recomiendan comer en familia.

La familia siempre ha sido el núcleo que procura una buena alimentación, basada en la dieta mediterránea. Pero este buen hábito se está perdiendo. El 54º Congreso de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) celebrado hace dos semanas destacó la gran importancia que supone para los niños comer en familia. Hasta el punto de que hacerlo al menos tres veces por semana reduce un 32% el riesgo de que sufran un trastorno alimentario y un 15% el peligro de padecer obesidad.

Pilar Gómez Enterría, coordinadora del área de Nutrición de este Congreso, destaca que el «mejor» consejo que le pueden dar a los más pequeños es decirles «cómete la verdura». Además, Enterría aportó otros consejos muy prácticos para prevenir que nuestros hijos padezcan transtornos alimentarios.

1. No utilizar frases hechas como «si te comes la verdura te doy el postre helado». Con esto lo único que consigues es far a entender al menor que la verdura «es lo malo» mientras que el helado «es lo bueno».

2. No negociar con la comida. Es cierto que no es aconsejable obligar al niño a comer algo que no quiere, sin embargo, tampoco podemos caer en la trampa de la negociación, admitiendo que coma solo aquello que les es grato», recalca Pilar Gómez.

3. Desayuno correcto. Los meses de verano, cuando los niños no tienen que ir a a la escuela, es un buen momento para inculcar el hábito de realizar un desayuno correcto. Incluye lácteos, hidratos de carbono, además de ingerir frutas y verduras de temporada a lo largo del día.

4. Fuera grasas saturadas. Poner límites a la bollería comercial, los platos precocinados desequilibrados, las golosinas, los frutos secos o los fritos comerciales.

5. Ejercicio físico. «Las actividades extraescolares con las que bombardeamos a nuestros hijos les impiden dedicar tiempo al ejercicio físico, puesto que acaban el día tan cansados que es imposible pedirles que jueguen un partido de baloncesto. Esto ha provocado que el ocio de los niños sea absolutamente sedentario», destaca.

6. Dormir 8 horas. Es necesario que mínimo realizen 8 horas de sueño. Esto les ayudará a estar más activos y a rendir más.

Autor: Lucia Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *