Los antojos más comunes durante el embarazo

Los antojos durante el embarazo son producidos por los cambios hormonales que experimenta la mujer gestante y pueden ser provocados por alguna necesidad nutricional.

Algunos estudios realizados afirman que durante el embarazo se produce una deficiencia de la vitamina B que podría justificar el deseo de comer alimentos como el chocolate. La necesidad de proteínas podría estar relacionada con el deseo de comer carne roja.

Otra teoría argumenta que los antojos no son más que la forma en que se materializa la ansiedad propia del embarazo.

Algunos de los antojos más comunes en las embarazadas

  • Pepinillos: Los pepinillos, como los limones y las aceitunas, son antojos muy típicos porque su organismo necesita más sodio y pide alimentos salados, fuertes o agrios.
  • Chocolate: Se debe a las necesidades calóricas. Lo más recomendable es el chocolate negro, porque tiene más beneficios para la salud del corazón y contiene muchos antioxidantes.
  • Helados: Suele ser un antojo muy común debido a su alto contenido de calcio. El frío ayuda a calmar las náuseas y el azúcar repone el malestar.
  • Hielo: Puede ayudar a aliviar algunos síntomas como las náuseas, la irritabilidad del estómago, refresca y calma.
  • Frutas: Se creen que está relacionado con los bajos niveles de vitamina C y el ácido fólico. Los cítricos y las fresas son los que más consumen. De cualquier manera, es uno de los mejores antojos porque evitará aumentar el peso. Tener en cuenta que el exceso de fruta puede llevar a un aumento del azúcar en sangre.

 

 

 

Los dietistas aconsejan qué las embarazadas sigan una alimentación equilibrada y ofrecen recomendaciones saludables como:

  • Sustituir los lácteos enteros por los bajos en grasa
  • Optar por el chocolate negro
  • Sustituir los dulces y bollería por pan integral con mermelada, incorporar cereales de avena con fruta picada.
  • Hacer todas las comidas del día
  • Practicar ejercicio para reducir la ansiedad

Los antojos son comunes en las mujeres embarazadas y, a veces, pueden ser muy curiosos. Algunas mujeres tienen antojos de alimentos que antes no los podían consumir y ahora les apetece comerlos.

Cada mujer es diferente y cada organismo tiene sus diferentes necesidades.

Ante cualquier duda, recomendamos consultar con tu médico de confianza o especialista.

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *