Las horas de juego, mucho más que simple diversión

Al ver a los peques jugar resulta fácil recordar cómo nos divertíamos nosotros mismos de pequeños, cuántas horas y tiempo invertíamos jugando y pasándola bien, pero ahora se sabe que detrás de estos momentos no solo hay entretenimiento si no también mucho aprendizaje

Cuántas veces los hemos escuchado decir esto de «yo voy a ser el pirata y entonces tú serás uno de los prisioneros y tu serás el que lo va a rescatar a él, y entonces tendremos un enfrentamiento con las espadas…» y las escenas planificadas al mejor estilo de un director de Hollywood se pueden extender por largas horas. Pero estos momentos, que claramente son tan divertidos para ellos, representan mucho más a nivel cerebral y psicológico de lo que imaginamos.

Desde pequeños, los niños usan el juego como un canalizador de su propio bienestar. Cuando un pequeño está afectado por algún motivo, una de las primeras cosas que suprime son las horas de juego, lo que quiere decir que mientras más jueguen nuestros hijos mejor se se sienten, son más positivos y encaran el día a día de una manera más enérgica y feliz.

El tiempo de recreación ofrece además una posibilidad única de trabajar distintos aspectos creativos, como la invención de diversos mundos o escenas para divertirse. También les permite socializar, estrechar lazos con niños de otras edades, los ayuda a resolver conflictos y a trabajar también la inteligencia emocional, pues en la diversión no siempre podemos ganar.

Está claro que el juego es siempre una oportunidad para aumentar los conocimientos de los peques dependiendo de la actividad que desarrollen, les permite además quemar energías y drenar aquello que pudiera molestarlos. Por eso, no hay más excusas: abre un tiempo en tu agenda e intenta ser parte de algunos de los juegos de tus hijos, entra junto a ellos en un mundo de fantasía quizá olvidado, y crea un nexo más entre vosotros.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/bebes-y-mamas`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-inc in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367