La vitrificación de óvulos, paso a paso

 

Vitrificación de óvulos: desde Clínicas EVA nos la explican paso a paso

 

“Mi pareja no se siente preparada”.

Este es el último motivo que han recogido los estudios y encuestas que vienen preguntando a mujeres de todo el mundo sobre los motivos que les han llevado a vitrificar sus óvulos.

 

La negativa de la pareja a ponerse manos a la obra con el proyecto inmediato de formar una familia se suma a otros ya conocidos de tipo laboral, sentimental y económico.

 

La mujer decide posponer su maternidad porque considera que no es el momento.

Bien porque no ha encontrado la pareja ideal o porque cree que la llegada de un bebé puede poner en riesgo su puesto de trabajo.

O, simplemente porque la economía doméstica no da para más.

 

La vitrificación de óvulos es una técnica de reproducción asistida.

Ofrece a la mujer la posibilidad de posponer la maternidad por las razones que desee.

 

 

 

 

 

Se trata de la extracción de sus óvulos, su material reproductivo, y su posterior congelación sine die en un tanque de nitrógeno.

Para que, cuando esa mujer decida que ha llegado la hora, puede retirarlos para proceder a la fecundación.

 

Se trata de una especie de Fecundación in Vitro en diferido.

Se extraen los óvulos de la futura madre para posteriormente implantárselos, ya fecundados en laboratorio con los espermatozoides.

Esto es, lo que se implanta es ya el embrión de lo que será el bebé.

 

¿Por dónde comienza el proceso?

Por una primera visita a la clínica de reproducción asistida para someterse al Estudio de Fertilidad.

 

Este estudio consiste en realizar un análisis de sangre tres días después de la llegada del periodo.

Esto permite conocer el estado de la fertilidad y analizar la concentración de tres hormonas, la FSH, la LH y el estradiol, que nos informan de la reserva ovárica.

Esto es, del número de óvulos y del estado en qué se encuentran para concebir.

 

Este estudio se complementa con una ecografía, a realizar en la misma fecha, y que también muestra el potencial fértil de la mujer.

Este informa sobre los folículos antrales y, por lo tanto, sobre los óvulos que quedan.

 

 

 

 

Una vez obtenidos los datos de cuántos óvulos tenemos y de en qué estado se encuentran, el médico explicará a la paciente el estado de su fertilidad.

Y, sobre qué posibilidades de éxito se presentan.

 

En este sentido, cuánto más joven sea la mujer ( salvo excepciones por enfermedades) más posibilidades de concebir tendrá.

Ya que a menor edad más óvulos y en mejores condiciones reproductivas.

 

El segundo paso es la estimulación ovárica.

Esta fase consiste en la administración de hormonas bajo supervisión y control médico.

Para que maduren varios folículos ( lugar donde madura el óvulo) y se liberen en un mismo ciclo varios ovocitos.

 

En el proceso natural de un ciclo menstrual femenino las mujeres producen un sólo folículo, dentro del cual se encuentra un sólo ovocito.

Con la estimulación ovárica, se crean más folículos lo que se traduce en más ovocitos, siendo la posibilidad de gestación mayor.

 

 

 

Los fármacos a administrar dependerán de cada paciente, tanto en su naturaleza como en su cantidad.

En la elección del más adecuado se tienen en cuenta factores como el peso, la edad y si ha tenido una estimulación previa.

 

Este proceso se va controlando mediante ecografías vaginales y analíticas.

Estas observan el nivel de estradiol, la hormona que producen los folículos en crecimiento.

 

Según los resultados se continúa o rectifica el tratamiento.

La estimulación ovárica viene a durar unos 12 o 14 días, antes de proceder a la punción ovárica.

 

La punción se realiza en el quirófano y bajo anestesia para que la paciente no tenga molestias.

Debe llevarse a cabo ante de que se produzca la ovulación.

Por lo que se examinan los folículos en el ovario hasta que tienen un diámetro aproximado de 16-18mm.

 

 

 

 

Una vez los folículos ya tienen el tamaño adecuado se administra la hormona hCG para desencadenar la ovulación, que se produce entre las 36-48 horas.

Durante ese intervalo de tiempo se debe programar la punción folicular propiamente dicha.

 

Ésta se realiza por punción ecoguiada. 

Se localizan los folículos, se punzan con una aguja de punción y se extrae el líquido folicular (donde se encuentran los ovocitos) por aspiración.

Este líquido folicular es llevado al laboratorio donde se capturan los ovocitos y son aislados y preparados para ser utilizados.

 

Se procede después a la congelación de los óvulos.

Los óvulos extraídos se guardan en un tanque de nitrógeno líquido en el laboratorio a -196 grados.

 

Se conservan en perfectas condiciones hasta que la mujer decida su posterior implantación.

Cuando decida que ha llegado el momento debe pasar por un proceso de fecundación in Vitro.

 

 

Los óvulos se fecundan en laboratorio con el esperma de la pareja.

Esta fase debe realizarse antes de que hayan pasado 24 horas desde su extracción.

 

A partir de aquí se procede al cultivo y transferencia del embrión.

Una vez seleccionados los mejores mediante el Diagnóstico Genético Preimplantacional, que permite descartar enfermedades genéticas, el embrión se transfiere al útero de la mujer.

 

 

Ya sólo queda esperar. ¡Mucha suerte!

 

 

 

 

 

 

Fulvia Mancini es directora médica de Clínicas Eva

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/bebes-y-mamas`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-inc in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367