La relación del bebé con su padre

Los sentimientos que provoca el
nacimiento de un hijo no son exclusivos de la madre, también el
padre siente un gran amor y a la vez está desconcertado.

En ocasiones la actitud de las
madres pueden hacer que estos sentimientos afecten de manera negativa
al padre al no prestar atención a sus emociones. Esa nueva vida que
se desarrolla en el cuerpo de la mujer es una parte de él mismo con
la que siente la necesidad de relacionarse, pero durante el embarazo
depende de la mujer para hacerlo por lo que esa unión todavía no
puede ser tan íntima como lo es para la madre. Así, cuando nace el
bebé, el padre descubre por primera vez la verdadera sensación
de sentirlo vivo
, algo que la mujer ya hace meses que ha sentido.

Existe mucha información y atención
para la mujer y en ocasiones olvidamos que el hombre también
experimenta una serie de sentimientos que necesita comprender
,
pues aunque ciertamente es necesario el cuidado de la madre en el
embarazo por el bien de ella y del feto,
la vivencia del hombre
es la preocupación que siente por los dos sin poder estar seguro de
que todo va bien, pues no se trata de su cuerpo.

Algunos hombres sienten cierto temor
al hacerse cargo de un recién nacido por falta de preparación y
necesitan ayuda para superar esa inseguridad. En ocasiones temen
dañarlos por su fragilidad y otras veces se sienten excluidos del
vínculo que se crea desde el embarazo.

La relación física entre el bebé y su padre empieza tras el
nacimiento y con ella una serie de emociones que el hombre necesitará
comprender.

Para los hombres el nacimiento del
bebé puede suponer un cambio repentino en su estado de ánimo y les
puede afectar psicológicamente
. Algunos optan por mantenerse
distantes y otros se vuelcan en el recién nacido. En cualquier caso
las mujeres debemos saber que ellos también necesitan ser
escuchados y comprendidos
, del mismo modo que los hombres deben
tener presente que en los días posteriores al parto la mujer
necesita recuperarse, se encuentra agotada y el bebé reclama toda su
atención, por lo que es necesario el esfuerzo y sobre todo el amor
de ambos.

Autor: Elena Estepa Estrella

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *