La medida perfecta de pecho para lucir bikini

El aumento o disminución de pecho es una de las tres intervenciones más demandadas en el campo de la cirugía estética. Pero, ¿Siempre es por lucir un pecho bien puesto? En muchas ocasiones el motivo es una cuestión de salud, y es que el tamaño de las mama puede influir en el día a día de una mujer. Nosotras te desvelamos algunos consejos médicos. ¡Toma nota!

Causas para saber si tengo que hacer una reducción

El peso de las mamas suele ser una causa importante de dolor de espalda, aparición de molestos surcos en los hombros, producidos por el tirante del sujetador… En definitiva, unas mamas demasiado grandes disminuyen la calidad de vida de muchas mujeres, que ven limitada su actividad física e incluso su forma de vestir.

Según el doctor Luis de la Cruz, cirujano plástico de la Clínica La Luz, ‘hay que superar tópicos relacionados con esta intervención, ya que realizada por manos expertas la reducción mamaria es una de las intervenciones de cirugía estética que más satisfacciones y calidad de vida aporta a los pacientes’.

No tengas miedo a reducir tu pecho si es por una cuestión de salud

¿Por qué hacerlo?

Puede haber varias causas por las que unas mamas son demasiado grandes: exceso de grasa, de glándula mamaria o de piel. La reducción mamaria se realiza mediante la extirpación de ese tejido mamario. Según el tamaño, se realizan incisiones alrededor de la areola o también verticales y horizontales en el pliegue submamario (en forma de ancla).

El cirujano extirpa la piel, la glándula y la grasa excesiva, sitúa el pezón en su localización correcta y luego remodela la mama. La cicatriz queda alrededor de la areola y prolongada unos centímetros hacia abajo. Esta cicatriz suele ser inapreciable en apenas unos meses, ya que actualmente la sutura se realiza internamente.

En la mayoría de las ocasiones unas mamas demasiado grandes están acompañadas de descolgamiento, por lo que, en la misma intervención se realiza a la vez el procedimiento de reducción y elevación. La intervención se lleva a cabo habitualmente con anestesia general y se debe permanecer una noche en la clínica.

Cuidar el tamaño del pecho es muy importante

¿Efectos secundarios?

Es una intervención con una recuperación muy rápida. El regreso a la actividad social suele tener lugar en un periodo de entre 4 y 8 días.

El vendaje o los apósitos que se ponen tras la operación son retirados a los pocos días y sustituidos por un sujetador especial. Tras la reducción puede ser normal tener una disminución de sensación en los pezones durante 2 o 3 semanas, pero en la mayoría de los casos, la disminución de volumen no tiene repercusión alguna a la larga sobre la sensibilidad o incluso la lactancia.

¿Cuánto me va a costar? A partir de 5.000€

¿Dónde acudir? Dr. Luis de la Cruz Clínica La Luz , Madrid, Tel: 91 453 02 76

Autor: Elena Del Valle

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Es estupenda la informacion ya q mis bustos son grandes y quisera reducirla un poco para poder lucir mis bikinis otra idea q me parece una alternativa es elegir un bikini de acuerdo a mi forma de cuerpo q la observe en este sitiosino fuera el caso tendre q tomar las ideas de este punto

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *