La importancia de los horarios en las rutinas de los niños

Es muy importante aplicar rutinas y hábitos a los niños. Es la manera de crear seguridad y conocimiento de su entorno.

Ofrecerles un ambiente de estabilidad en el que pueden aprender y ser educados de forma constructiva formando una personalidad segura y consciente. Es fundamental para ayudarles a construir un equilibrio emocional.

 

 

¿Qué tipo de rutinas y horarios son importantes establecer con los niños?

  • Horario para dormir: Deben dormir bien para poder desarrollarse y aprender en la escuela. Es importante que tengan un horario específico todos los días para ir a la cama, eso les ayuda a crear un reloj interno.
  • Rutinas de higiene: Lavar sus manos tras de ir al baño, limpiar lo que ensuciaron, ordenar los juguetes o poner la ropa sucia en el canasto. Tener un horario para el baño diario, lavar sus dientes…Enseñarles que esos actos son prioridad del ser humano.
  • Horarios para su alimentación: Esta rutina debe iniciarse desde la primera infancia, establecer el horario y el lugar donde van a comer. Para muchos expertos es algo fundamental aplicar los horarios, porque crea vínculos positivos con la familia, además organiza los procesos biológicos en todo lo relacionado con el sistema gastrointestinal y nutricional.
  • Enseñarles rituales amorosos y divertidos no solamente obligaciones. Horarios para jugar o practicar alguna actividad física, que sea un tiempo de ocio y esparcimiento.

 

Beneficios de aplicar rutinas y horarios en los niños

  • Les ayuda a desarrollar una personalidad estructurada, adquirir responsabilidad y autodisciplina.
  • Desarrollan independencia y confianza. Seguir rutinas diarias les ayuda a volverse independientes y saber que pueden hacer las cosas por sí mismos.
  • Se sienten más felices, les brinda una sensación de seguridad muy importante para un desarrollo cerebral saludable.
  • Crea buenos hábitos alimenticios.

Las rutinas son vitales para la formación física y psicológica del niño, de esa manera se educa y aprende en un entorno adecuado con todas sus necesidades cubiertas. De ese modo se evitan futuros problemas de conducta.

Crecer en un mundo seguro que les permita explorar, tener inquietudes, conocer y desarrollar sus destrezas los convertirá en niños felices y adultos que se desarrollen con plenitud.

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *