La depresión postparto

Después del alumbramiento hay un tema que causa terror en las madres: la depresión postparto. Descubre lo que se esconde detrás de esta condición

Con la llegada de un nuevo miembro a la familia suele haber una mezcla de emociones. Por una parte está la alegría que produce el bebé, y por otra el cansancio y las dificultades de los padres para adaptarse a la nueva rutina. Por eso antes de temer lo que puede traer el postparto lo mejor es estar informada.

En principio tu cuerpo experimentará cambios que podrían afectarte, sentirás contracciones porque tu útero está volviendo a la normalidad, si tuviste una cesárea deberás cuidarte y estar de reposo, tus pechos estarán sensibles y las pocas horas de sueño pueden causarte fatiga y mal humor. Esto, aunado a las exigencias que implica ser madre podrían afectar tu estado de ánimo haciéndote hacer sentir triste y hostil.

Pero la realidad es que con el paso de las semanas la situación se normalizará, tu bebé irá estableciendo junto a vosotros rutinas que ayudarán a poner un poco de orden en casa, y todos esos pensamientos que te agobian irán desapareciendo para darle paso a la alegría que implica ser madre.

Si te sientes fatigada en exceso busca apoyo en tu pareja y familia. Los primeros meses de vida son un período difícil y es importante que todos participen activamente con el fin de reducir el agotamiento y hacer de este período una experiencia alegre y más llevadera.

Pero si tras algunas semanas los pensamientos negativos y la tristeza profunda no te abandonan, podrías estar pasando por una depresión postparto. En ese caso es importante que comuniques tus emociones a tu familia y que visites, en caso de ser necesario, a un especialista, quien de seguro te ayudará a encarar esta etapa y a superarla de forma exitosa .

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *