La actriz Esmeralda Moya también se apunta a la vitrificación de óvulos

La actriz y modelo lo ha dado a conocer en su blog, en una entrada titulada “La maternidad y el paso del tiempo”.

En el texto, Esmeralda reflexiona sobre su actual situación personal, en la que dice sentirse optimista y mirar hacia delante, hacia el futuro y sus metas, con toda la ilusión.

Por ese motivo, y a pesar de que, asegura, la maternidad le ha cambiado la vida a mejor, le ha otorgado “paz, sosiego, serenidad y templanza”, piensa que no es el momento de repetir experiencia, sino de vivir el presente y disfrutar de sus éxitos profesionales y de su peque.

 

 

Así, ha comenzado a pensar en la vitrificación de óvulos para preservar su posible nueva maternidad, por lo que ha acudido a Clínicas Eva, donde ha estado informándose de todas las opciones y requisitos.

Esmeralda Moya sigue así los pasos de otras famosas que han optado por esta técnica de reproducción asistida. Se trata de actrices, cantantes, modelos, es decir, profesionales que viven en cierta manera de su imagen y que no desean o no pueden interrumpir su carrera profesional por un embarazo. Al vitrificar sus óvulos los congelan, interrumpiendo su envejecimiento natural y librando así, al futuro bebé, de riesgos relacionados con enfermedades genéticas.

 

 

Lo han hecho en España Nerea Garmendia, Raquel Sánchez Silvia y Paula Vázquez, esta última precisamente imagen de EVA. Fuera de nuestras fronteras fue noticia la doble maternidad de Eva Longoria, a quien su contrato en “Mujeres Desesperadas” no le permitía quedarse embarazada y tuvo que esperar al término de la serie para realizar su deseo de ser madre.

Lo mismo han hecho Sofía Vergara, Jennifer Aniston y Rita Ora, esta última en la veintena, una edad óptima, según los expertos en reproducción asistida, ya que el material reproductivo es joven y no sólo hay más óvulos sino de mayor calidad.

Por otro lado, hay que señalar que la mujer se puede acoger a esta opción, la vitrificación de óvulos, por otros motivos, más allá del ámbito laboral.

Según los expertos en reproducción asistida, es recomendable congelar los óvulos en los siguientes casos:

Cualquier mujer que por temas profesionales no se plantee ser mamá en la actualidad, pero quiera proteger su fertilidad, para que el paso de los años no afecte a su reserva ovárica y por tanto posibilite ser madre en el futuro.

Cualquier mujer que por temas personales decida posponer su maternidad, para así ser madre en un futuro en el momento que ella elija.

Mujeres diagnosticadas de endometriosis, enfermedades autoinmunes, enfermedades del colágeno o con antecedentes familiares de menopausia precoz.

Cuando se haya diagnosticado un cáncer y la persona quiera proteger su fertilidad para ser madre el día de mañana una vez superada la enfermedad. La radioterapia o la quimioterapia pueden producir daños irreversibles en los óvulos. Con la técnica de vitrificación de óvulos la mujer puede vitrificar sus gametos, teniendo así la oportunidad de quedarse embarazada una vez superada la enfermedad.

Una información de lo más interesante y a tener en cuenta en caso de que nuestra situación se asemeje a alguna de las que hemos nombrado.

¡Infórmate!

Imágenes: Clínicas Eva

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *