Hipo del bebé dentro del vientre, ¿por qué se produce?

Una de las muchas curiosidades de los bebés cuando están en el vientre materno es que tienen hipo, a veces la madre lo puede sentir, y otras tantas, no. Pero, ¿por qué se produce?

El hipo dentro del vientre puede aparecer ya en el primer trimestre de embarazo, aunque por lo general surge en el segundo o tercer trimestre. Cuando el bebé en formación tiene hipo, la madre puede sentir pequeños espasmos en su abdomen, diferentes de otros movimientos del embarazo. El hipo puede durar desde unos minutos hasta horas, sin perjudicar la salud o bienestar del bebé en formación.

¿Por qué se produce?

Para que un bebé pueda tener hipo, debe tener ya su sistema nervioso central completo, gracias al cual puede respirar en el líquido amniótico. El hipo, precisamente, se produce cuando el fluido entra y sale de los pulmones del feto, provocando que su diafragma se contraiga rápidamente.

bebepanza

Es un acto reflejo muy frecuente y totalmente normal, que va preparando los pulmones del bebé en formación para respirar correctamente después del alumbramiento. Además, ayuda a regular el ritmo del corazón del bebé durante el tercer trimestre de gestación.

Por otro lado, el hipo del feto puede darse cuando éste no recibe suficiente aire: en caso de percibir una repentina reducción en la frecuencia, intensidad o duración del hipo de tu bebé, consulta de inmediato con el médico ya que puede deberse a una comprensión del cordón umbilical.

Puede ocurrir que el cordón umbilical se envuelva alrededor del cuello del feto, lo que produce una comprensión de la médula, cortando el suministro de aire. Sin embargo, estos casos son muy raros.

Otra razón por la que el bebé tiene hipo en el vientre materno, es que este acto reflejo también le ayuda a aprender a mamar del pecho, una vez fuera del cuerpo de su madre. Tras el nacimiento, el reflejo de succión evitará que la leche entre en sus pulmones.

Entonces, ya sabes: no solo el hipo en los bebés en gestación es algo totalmente normal, sino que incluso puede ser considerado como una señal de vitalidad y bienestar fetal.

Imágenes: arambebes.com.ar

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *