Hierbas a evitar durante el embarazo

El embarazo es una etapa única en la vida de cualquier mujer.

El hecho de estar gestando una nueva vida requiere de ciertos cuidados que habrá que tener en cuenta para evitar cualquier tipo de complicaciones. En esta ocasión, te contamos qué hierbas deberás evitar durante el embarazo.

Según la Clínica Mayo, se deben evitar infusiones o té de hierbas en general, ya que se desconocen los efectos que puedan llegar a tener determinadas plantas medicinales en el desarrollo del bebé. No obstante, hay quienes aseguran que solo en exceso podrían llegar a ocasionar al riesgo para el bebé en gestación.

En todo caso, siempre será mejor evitar cualquier hierba, más aún las tradicionalmente marginadas ¡Toma nota!

 

 

 

  • Ruda: es una hierba de fuerte aroma que suele tomarse en infusión para reducir problemas intestinales. Durante el embarazo está desaconsejada ya que tendría un efecto estimulante sobre el útero y de antiimplantación del óvulo. Aún más, está considerada una hierba abortiva e, incluso, de riesgo.
  • Ajenjo: se trata de una planta medicinal con efecto antibacteriano, utilizada para favorecer la digestión. Sin embargo, no se debe consumir durante la gestación ya que sus compuestos estimularían el flujo sanguíneo en el útero.
  • Árnica: utilizada para el dolor de cabeza, estómago y para aliviar dolores musculares, esta hierba no se debe consumir en estado de ingravidez ya que puede provocar contracciones.
  • Epazote: se emplea en caso de diarrea, trastornos estomacales y para regularizar la menstruación, no obstante tiene también un efecto sobre el útero ocasionando contracciones, de aquí que no deba consumirse durante el embarazo.
  • Menta: según investigaciones, esta hierba tan empleada para combatir desórdenes digestivos podría generar anormalidades en el feto. También se debe evitar si se está amamantando, ya que podría reducir el flujo de leche.
  • Boldo: otra hierba consumida como infusión y que puede aliviar problemas gastrointestinales. Es además laxante suave y sedante nervioso. En el caso de mujeres en gestación, se debe evitar ya que como favorece la evacuación del vientre, podría provocar contracciones prematuras o efectos secundarios en el bebé en formación.

Otras hierbas prohibidas son el eucalipto, damiana, malva, angélica, gingko biloba y artemisa.

En todo caso, y ante la menor duda, no olvides consultar siempre con tu médico antes de ingerir cualquier tipo de hierba o fármaco.

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *