Guía para escoger la mejor cuna

Si hay una estructura que debemos tener clara en la organización de todo lo que tiene que ver con el embarazo y con la llegada de nuestro bebé, esa es la cuna. Tener una cunita que se adapte a nuestras necesidades y a las de nuestro hijo es de lo más relevante, puesto que los primeros meses de su vida estará en ella mucha parte del tiempo. Dependiendo de nuestros gustos, así será esta improvisada cama de recién nacido, que se encontrará junto a la nuestra, y que en función de lo que queramos, así será el momento en el que debamos escogerla.

Por una parte, tenemos disponible ese tipo de cunas completamente clásicas, de forma rectangular y con barrotes de madera, donde en un confortable colchón, podremos incorporar a nuestro pequeño bebé. Por otro lado, también podemos pensar en otras que son de menor tamaño, y que queremos usar para tenerla en nuestro dormitorio. Estas suelen tener una forma circular, y son relativamente más bajas. Por lo general, estas últimas están únicamente pensadas para poder usarlas durante las primeras semanas o un par de meses de vida del bebé.

Si lo que nos apetece es que sea algo práctico, entonces podremos pensar en una cuna que traiga ruedas incorporadas, y que de esta manera tenga una función mucho más funcional, valga la redundancia, puesto que hará que podamos tener a nuestro bebé con Nosotras estemos en la habitación de la casa que sea. Si lo que nos preocupa es el tamaño, y que pueda utilizarse en mucho más tiempo, entonces deberemos apostar por aquellas cunas que tengan distintas  longitudes en función de la edad y tamaño del niño.

A medida que vaya creciendo, se irá ampliando hasta poder convertirse en una camita cuando tenga edad de dormir en su propia habitación.

Imagen: Web de la casa

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *