Descubre cómo controlar las pataletas

Llanto, gritos, escenas en lugares públicos, frases incomprensibles, todo en el marco de un escándalo que parece vaticinar el fin de los tiempos: ha llegado el momento de la pataleta. En Nosotras te damos algunas claves para controlar la pataleta de los niños con éxito

Este tipo de escenas son muy comunes en niños entre los dos y cuatro años, quienes, en la búsqueda de mayor independencia, desean asumir actividades no acordes para ellos y, ante la negativa paterna, y al no saber como canalizar verbalmente su frustración, protagonizan el característico show que tanto incomoda a los padres.

Resulta importante aprender a controlar este tipo de actitudes, pues de ello dependerá que disminuyan, de lo contrario el niño podría arrastrarlas hasta una edad avanzada. El primer paso para lograrlo es dar el ejemplo, por más estresante que sea la situación se debe mantener la calma, no gritar o amenazar pues esto ayudará a reforzar el ambiente de tensión y molestia cuando lo que se desea es disiparlo.

Es importante que para calmar la pataleta no le des un premio. No debe convertirse en un mecanismo para obtener lo que se desea. Más bien llévalo a un lugar de la casa o del sitio donde te encuentres que sea más tranquilo, donde se pueda calmar y bajar los niveles de excitación. Aléjalo de todos los estímulos que lo puedan hacer sentir exaltado o como el centro de atención, deberás tener paciencia y aguardar a que el episodio pase.

Las explicaciones solo deben venir cuando esté en calma, pues en el medio de un ataque el pequeño no atenderá a razones. Cuando mantienes la tranquilidad pero no cedes en tu decisión, el niño comienza a comprender que las pataletas no son útiles para lograr sus propósitos, y posteriormente al desarrollar un lenguaje más efectivo aprenderá a negociar contigo de otra manera en la que la rabia, el llanto y los gritos no son bienvenidos, pues ha quedado claro que ese sistema en casa no funciona.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *