Depresión: Entre el 10% y el 15% de las mujeres sufren síntomas depresivos después del parto

 

Depresión postparto: los síntomas más comunes y su diferencia con la «disforia depresiva» 

 

La depresión puede asomar en cualquier momento de la vida, a cualquier edad.

Como dice la Organización Mundial de la Salud (OMS), “es una enfermedad que puede padecer cualquier persona”.

Nadie está a salvo de ella.

 

En España, afecta a más de 2,4 millones de personas, siendo el doble de frecuente en las mujeres.

Para conocer más a fondo esta enfermedad, Cruz Roja -en colaboración con Laboratorios Servier- ha puesto en marcha un movimiento llamado Dexpresionismo.

Con el que pretende, a través del arte, dar más visibilidad a esa enfermedad que todos, en algún momento y etapa de la vida, podemos sufrir.

 

La depresión postparto

Según datos de la Encuesta Nacional de Salud 2017, la depresión afecta más a mujeres (9,2%) que a hombres (4%).

Uno de los momentos en que las mujeres pueden padecer esta enfermedad es después de dar a luz.

 

Lo que se conoce comúnmente como “depresión postparto”.

Puede ocurrir momentos después del parto o, incluso, meses después.

Las estimaciones señalan que entre el 10% y el 15% de las mujeres sufren síntomas depresivos después del parto.

 

 

 

Según explica el Dr. Luis Agüera, jefe de sección del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario 12 de Octubre (Madrid), los síntomas que aparecen son los comunes a los de cualquier depresión:

La tristeza, la dificultad para disfrutar con las cosas con que antes sí lo hacías, síntomas somáticos etc.

 

Sin embargo, explica el doctor, hay un síntoma o una manifestación que es común en todos estos casos y es que “la mamá suele decir que se siente incapacitada para cuidar de su bebé”.

 

Es importante diferenciar dos aspectos o dos situaciones.

Según aclara el especialista, en primer lugar es que muchas mujeres, después de dar a luz, pueden sentir lo que se denomina una ‘disforia depresiva’.

O, lo que los ingleses llaman ‘Maternity Blues’.

 

“Es una situación frecuente que tiene que ver con la bajada hormonal que se produce después del parto.

La mamá experimenta síntomas depresivos leves que no suelen durar más allá de 3 o 4 semanas y que además no suele requerir tratamiento farmacológico”.

 

Y en segundo lugar, estaría la depresión postparto propiamente dicha.

Es decir, llamamos “depresión postparto cuando esos síntomas depresivos se alargan en el tiempo más allá de las 3 o 4 semanas y son más intensos”, afirma el doctor.

 

 

 

 

En estos casos, las mujeres sí requieren de una intervención médica.

Sin embargo, y según concluye Agüera:

“Este tipo de situaciones no son muy frecuentes y las mamás suelen responder muy bien al tratamiento farmacológico que se les indica”.

 

 

 

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *