Cuídate desde las primeras semanas de embarazo

El embarazo es una carrera de fondo. Estar esperando un bebé no hace que debamos relajarnos en cuanto a todo lo que cambia en nuestro cuerpo de una manera total. Nos referimos al hecho de que aunque sea un momento muy bonito y desde luego, de lo más especial, eso no quita para que dejemos de estar alerta a todo lo que se refiere a unos meses de cambio corporal. Por ello, hemos de ser conscientes de la importancia que radica en cuidarnos desde el minuto 1. Una vez que nos enteramos de que estamos embarazadas, es absolutamente necesario que empecemos a tomar partido en cuanto a los cuidados físicos que no podemos dejar de lado.

Para empezar, es necesario que tomemos conciencia en cuanto al hecho de llevar una vida y una dieta sana y equilibrada. El concepto de «comer por dos» ha quedado denostado, y el tiempo ha demostrado por otra parte que eso, lejos de ser bueno, perjudica al bebé que viene en camino. Por eso, hemos de tomar las riendas de nuestro cuerpo y con el ánimo de cuidar a esa personita que poco a poco va creciendo en nuestro interior, empezar a comer lo más sano y natural posible, evitando el alcohol, el tabaco, las grasas o los azúcares en exceso.

Por otro lado, también es necesario que no dejemos escapar el hecho de que no tenemos que estar paradas. A no ser que nuestro médico o ginecólogo así lo indique y que no nos encontremos bien físicamente, lo más recomendable es que caminemos, que hagamos ejercicios especiales para mujeres en estado de gestación, y que tratemos de estar en buena forma física. Esto nos beneficiará en el embarazo, pero también en el parto o el momento de perder los kilos de más, y para corretear detrás de nuestro pequeño.

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *