Cuidados del bebé en invierno: El baño y el sueño

En invierno, debido al frío se requieren cuidados especiales para nuestro bebé. En estas fechas las gripes y catarros son muy comunes, por lo que hay que extremar las precauciones a la hora del baño y del sueño. Os dejamos algunos consejos para que los sigáis al pie de la letra, de esta manera vuestro peque estará más sano que nunca:

La hora del baño debe ser placentera para el bebé, es por ello que hay que calentar la estancia antes de meterlo en el agua. Esto se puede hacer con un calefactor. Cuando el ambiente esté cálido, se debe desnudar al bebé y comprobar que el agua tiene una buena temperatura, que no esté fría, pero que tampoco esté hirviendo. En el momento del baño, calienta un poco el bote del gel y también el de la crema hidratante.

baño_bebé

En caso de que el bebé sea recién nacido, lo más adecuado es no bañarlo a diario, sino, alternarlo con toallitas húmedas. Una buena idea es utilizar una mini bañera de plástico para bañar al bebé, de esta manera se podrá controlar mejor la temperatura del agua. No olvidéis tener cerca la ropa y la toalla del bebé, para vestirlo en el cuarto de baño, ya que durante el camino de su dormitorio puede hacer frío.

Y para dormir, no olvidéis calentar el dormitorio, y tampoco agobiéis al bebé con mucha ropa ni con demasiadas mantas. Lo mejor es colocarle un body finito y un pijama saco, o un pijama de una sola pieza que le sirva para abrigarle la cabeza, los pies y los brazos. La temperatura del dormitorio debe estar entre los  19 y 20 ºC, así no sentirá frío y dormirá perfectamente durante toda la noche.

Imágenes: bluebirdkisses/momsmack

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *