Cuidado de la piel durante el embarazo

Al tener un embarazo nuestro cuerpo suele experimentar miles de cambios que pueden ser negativos si no seguimos los cuidados necesarios. Uno de estos cambios más importantes son los que experimentamos a nivel físico. Y es que más allá del aumento de peso hay otro factor en el que debemos poner atención, nuestra piel, sobre todo la de nuestro rostro, que se verá debilitada por los efectos del embarazo.

La solución pasa por adoptar medidas preventivas y de cuidado especial de nuestra piel para mantener nuestro rostro en condiciones óptimas. Lo más importante es hidratar la piel del rostro para evitar que se resienta. Como en condiciones normales, tampoco es conveniente abusar del maquillaje, y si nos maquillamos es necesario que limpiemos la piel de nuestro rostro por la noche.

piel_embarazo

A estos cuidados debemos sumar la exfoliación, que aplicada de manera periódica nos ayudará a evitar impurezas y puntos negros y lucir mucho más guapas. Otro consejo a tener en cuenta para lograr tener una piel hidratada y tersa durante el embarazo es tomar vitamina C de manera frecuente, que además de ayudarnos a mejorar el aspecto de nuestra piel, nos ayudará en numerosas labores de nuestro organismo. Un zumo de limón con agua tibia por la mañana nos ayudará a depurar el organismo y ayudarlo a hacer frente a los radicales libres.

Eso sí, antes de realizar cualquier tipo de cuidado de la piel de nuestro rostro durante el embarazo, debemos tener la seguridad de cuál es nuestro tipo de piel para aplicar los tratamientos adecuados.

 

Imágenes: inouibeauty/independent

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *