¡Cuida tu salud antes del embarazo!

Si estás planeando quedarte embarazada, te recomendamos que empieces a tomar una serie de medidas sencillas, de vital importancia para ti y tu futuro bebé. Si te mantienes sana y en forma, tendrás también más posibilidades de tener un buen embarazo.

En primer lugar es aconsejable que consumas ácido fólico, del complejo de vitaminas B, a fin de prevenir el riesgo de malformaciones en la médula espinal, que puedan darse en las primeras semanas del embarazo. Es interesante que agregues ácido fólico a tu dieta por lo menos un mes antes del embarazo, aunque algunos especialistas aconsejan hacerlo hasta tres-cuatro meses antes.

Aunque el ácido fólico puede encontrarse en determinados alimentos como en algunos cítricos, las verduras de hoja verde, el hígado, el pan integral y en algunos cereales, es difícil obtener la cantidad necesaria de esta vitamina sólo de la dieta. Por ello, lo mejor es que tomes un complejo polivitamínico, que cubrirá con seguridad todas tus necesidades. Los expertos recomiendan el consumo diario de 400 microgramos de ácido fólico.

Otros consejos que debes seguir son interrumpir los anticonceptivos; dejar de fumar; limitar el consumo de alcohol; llevar una dieta equilibrada y beber suficientes líquidos; controlar cualquier problema de salud que tengas, como presión arterial alta o diabetes, etc.

Es importante saber que los análisis rutinarios pueden ayudar a detectar posibles problemas de salud, como infecciones u otras enfermedades que pueden ser tratadas antes de que afecten al bebé.

Además es importante que trates de relajarte y que, en la medida de lo posible, evites el estrés, lo cual facilitará el embarazo. Es recomendable también que hagas ejercicio, lo cual ayudará a tu cuerpo a sobrellevar todos los cambios que experimente durante el embarazo y el parto, y, por supuesto, que duermas suficientes horas.

Nunca es tarde para que te beneficies de una buena atención prenatal.

Autor: Amparo Suay

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Es cierto que una buena alimentación aumenta las posibilidades de concebir, además de favorecer un buen desarrollo del embarazo y un mejor parto.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *