Cosas que le ocurren a tu cuerpo después del parto

Acostumbradas a ver a muchas celebrities recuperadas del parto y luciendo tipo en la playa apenas un mes después de dar a luz, muchas mujeres desconocen los efectos secundarios del parto. Se asustan cuando su vientre no recupera la forma tan rápido como esperaban o cuando su cuerpo actúa de una forma que no puede controlar. Por suerte, cada vez hay más celebrities que hablan de esta etapa abiertamente sin idealizarla. Por ejemplo, Drew Barrymore ha admitido en más de una entrevista que tras dos partos su cuerpo no es el mismo, y que los primeros meses se sentía “como un canguro con una bolsa gigante y flácida”.

Hay varias cosas que le pueden pasar a tu cuerpo tras dar a luz:

  • Puedes aumentar una talla de calzado: Durante el embarazo los pies tienden a hincharse y muchas chicas necesitan una talla más de zapato. Puede que tras el parto, tu pie no recupere su tamaño inicial.
  • La genitalia puede cambiar de color: A causa de la explosión de hormonas, la piel de los pezones, los labios vaginales e incluso el perineo -la zona entre la vagina y el ano- se pueden oscurecer.
  • Durante los primeres meses puede que los tampones no te sirvan: La vagina se ha dilatado tanto durante el parto que en algunos casos tarda meses en recuperar su forma. Muchas mujeres no pueden usar tampones porque se acaban deslizando y cayendo.

cuerpo_despues_parto_1

  • Caída abundante de cabello: Por el cambio de niveles hormonales muchas mujeres notan que se les cae mucho el pelo, inclusa algunas pueden llegar a sufrir alopecia en los dos últimos meses de embarazo. Por suerte es temporal, a partir del parto, se notará poco a poco como se va recuperando.
  • Puede ser que no controles los pedos: Al dar a luz se fuerzan muchos músculos pélvicos y quedan bastante debilitados tras el parto. Por eso puede ocurrir que no puedas controlar que se te escape alguna ventosidad los primeros meses. Si te angustia mucho, se puede trabajar con ejercicios de kegel.
  • Pérdidas de orina: Como hemos comentado antes, la debilidad que tendrán tus músculos pélvicos tras el parto puede provocar que tengas pérdidas de orina al toser, estornudar o cuando levantes cosas con fuerza.

Pero no te preocupes, actualmente hay soluciones para todo, es cuestión de poner un poco de constancia en tus cuidados y listo. ¡Piensa en lo bonito que has traído al mundo!

Imágenes: espanol.babycenter.com y mama2punto0.cl

 

Autor: Lara Villalon

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *