Construye una pista para coches con washi tape

¿Quién dijo que el washi tape es cosa de chicas? Dejar volar vuestra imaginación y hacer uso de la creatividad que os caracetriza a la hora de entretener a los peques de la casa.

Aquí os muestro una manualidad que ha hecho esta mamá para su hijo utilizando washi tape de diferentes colores: azul turquesa, amarillo canario, gris, naranja y rojo. Pero podéis utilizar lo que tengáis en casa, incluso cinta aislante, que también es muy barata y para el caso da igual. Los rollos de washi tape salen sobre los 2 euros cada uno.

Con unas tijeras y un poco de  paciencia puedes crear tu propia pista, imitando una ciudad o el paisaje que más os guste. No te olvides de poner zona de aparcamiento, rotondas, stops, hospitales… Y tampoco de los dos indispensables en una pista de coches: la pendiente y el túnel. Esta madre los ha hecho reciclando una caja de cartón.  Utiliza los coches de tu hijo para calcular el ancho que vas a dejar para los carriles, la rotondas… y también para el alto del túnel. ¡Los detalles son importantes!

Me gusta mucho el detalle de los dos edificios de washi tape en la pared; le dan más realismo a la pista y el aspecto de una ciudad. Tu niño se lo pasará pipa jugando con sus cochecitos de juguete en este espacio propio. Si tienes hijos más mayorcitos, atrévete y ofréceles un rincón de la casa para que ellos mismos diseñen su pista y corten y peguen washi tape a su gusto (puede salir cualquier cosa de ahí), pero seguro que se lo pasarán bien y sacarán partido a su creatividad.

Para ver más manualidades sencillas con washi tape, como este castillo de cartón, visita mi blog minibu.me

 

 

Autor: Maria Vicente

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *