Consigue empatizar con tu bebé

Convertirse en madre por primera vez no es algo que sea fácil. Todas Nosotras lo sabemos, y aunque queramos documentarnos lo máximo posible, aceptar consejos y tratar de estar lo más animadas posibles, muchas veces no sabemos cómo reaccionar ante situaciones concretas en una maternidad primeriza. Por eso, es necesario que siempre, tal y como hemos comentado en ocasiones anteriores, tratemos de conservar el buen humor, la calma y la paciencia, puesto que esto nos dotará de una gran felicidad antes, durante y después del proceso de adaptación.

En este caso, nos referimos a todo lo que rodea a la empatía con el nuevo miembro de la familia. No debemos olvidar que un bebé se está adaptando a un nuevo medio desde el momento en el que damos a luz, y que tenemos que ser parte fundamental del momento en el que empieza a formarse, lo que comienza desde el minuto 1. Por eso, la relación de la madre con el bebé debe estar siempre basada, por supuesto en el cariño y sobre todo, en el hecho de que es recomendable también ponerse en el lugar de esa personita que acaba de nacer.

¿Cómo podremos conseguir empatizar con esa mini persona que llora todo el día y no nos deja descansar por la noche? Lo más importante, como hemos dicho en infinidad de ocasiones, es no perder los nervios, intentar que con nuestro calor y sobre todo, con el contacto constante, con las bonitas palabras y con las caricias, nuestro hijo se sienta a salvo y así también consiga tranquilizarse. Esto comenzará a forjar un vínculo inolvidable entre ambos, que hará que conforme vaya creciendo nos necesite y que también viva mucho más tranquilo y feliz. Ponerse en el lugar del otro es importante en la vida, pero más en la maternidad.

Imagen: Telemercados

 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *