Consejos para los primeros dientes de tu bebé

La dentición es una etapa que causa malestar a tu bebé, ¿puedes aliviarlo de alguna manera? Te ayudamos con algunos consejos.

Todos somos diferentes, y esto ya se demuestra en la primera etapa de la vida. La etapa en la que a los bebés les salen los dientes puede variar mucho de un niño a otro. Habitualmente el primer diente sale entre los seis u ocho meses de edad, pero puede alargarse más allá de los diez meses, y contrariamente a lo que muchos padres y madres piensas, el retraso en la aparición no se debe a una carencia de calcio. Los primeros en salir son los incisivos centrales inferiores, los dientes de ratoncito, alrededor de los 6-8 meses, y se finaliza con los molares externos, superiores e inferiores, a los 24-30 meses.

Hay bebés extremadamente sensibles a la salida de sus primeros dientecitos, y hasta que el diente logra romper la encia puede provocar ligeros trastornos. Es natural que las encías se hinchen e inflamen durante la dentición, en ocasiones pueden causar fiebre y resfriado, y a veces incluso diarrea e irritaciones. Es común la alteración en los ciclos del sueño y la disminución de apetito, porque el proceso de dentición causa molestias como picor y hasta dolor. Desde Nosotras y con la ayuda de Mi bebé y yo, te proponemos unos consejos para ayudar a tu bebé en esta etapa:

  • Frota suavemente con el dedo muy limpio la encía de tu bebé, esto calmará el malestar por la presión ejercida sobre las encías. De la misma manera, también sienten alivio mordiendo todo lo que tengan al alcance. Así, un mordedor con líquido para colocar en el refrigerador puede ser una buena opción para que el bebé lo muerda y el frío calme su malestar.
  • En esta etapa es normal que tu bebé produzca más saliva, y que por tanto babeé. Ten siempre un pañuelo a mano para secarlo, ya que el babeo puede producir erupciones en su piel.
  • La fiebre y la diarrea son bastante comunes durante la dentición, pero igualmente, cuando se presenten estos síntomas, hay que observar permanentemente al bebé para no confundir la detención con un síntoma de alguna enfermedad viral o bacteriana.
  • Puede disminuir su apetito ya que la succión para tomar leche aumenta el dolor de encías. Darle los alimentos a menor temperatura puede ser una buena opción para aliviar su malestar, también es confortable para el bebé comer gelatina.

Autor: Eva Marco

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. para aliviar el dolor de los dientes, le doy un poquito de apiretal pues con mi primera hija funcionó, me lo comentó la pediatra. La crema que se usa para las encias de venta en farmacias sólamente les alivia durante unos minutos.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *