Consejos para padres primerizos

Ser padres por primera vez puede ser tan emocionante como desconcertante. Al momento de tener nuestro bebé en brazos surgen tantas dudas como emociones.

Te contamos algunos consejos para que la experiencia sea placentera e inolvidable.

Prepara todo antes del nacimiento

Aunque pueda resultar algo obvio, hay padres que dejan todo para último momento. Lo mejor es preparar todo con antelación, antes de tener el bebé en casa.

Desde la ropita, el mobiliario necesario hasta los productos de higiene, ten todo listo para el gran momento. De este modo, podrás estar relajado y evitar apurones de último momento.

Asegúrate que duerma boca arriba

 

Esto es importante para evitar problemas o incluso consecuencias que puedas lamentar. Recuerda que el descanso del bebé es esencial y que la mejor posición para que duerma es boca arriba con la cabeza ladeada.

 

Mantén la higiene

Esto es muy importante para evitar infecciones. No solo deberás mantener la higiene del pequeño, sino también la vuestra.

Sin llegar a obsesionarse, habrá que ser cuidadoso en lo referente a la higiene.

Controlar las visitas

En ocasiones, las visitas son todo un tema. Especialmente durante los primeros días de vida del bebé. Sin ser descortés, habrá que tratar de limitarlas.

El bebé (y la mamá) necesitan tiempo para conocerse, alimentarse y generar el vínculo.

Tomar aire

El paseo en el bebé es algo saludable: quizás en un primer momento, sean solos unos minutos al aire libre, pero a medida que el pequeño vaya creciendo es saludable hacer un paseo diario. Eso sí, dependerán en gran parte del clima.

Abrigo

Salir a la calle dependerá en gran parte, como se dijo, de un clima favorable. En caso de tener que hacerlo con frío, asegúrate abrigar al bebé bien.

Siempre un poco más de cómo lo haces tú.

 

Cuida su delicada piel

La piel del recién nacido es muy delicada y requerirá de productos especiales para no dañarla. Habrá que prestar especial atención a los pliegues, para que no se acumule mugre allí ni se paspen, para ello el secado deberá ser minucioso.

Mentalízate del cambio

El tener un primer hijo es algo único que cambiará, y para siempre, tu vida. Así también lo hará con la pareja, ya nada será igual luego.

Como todo cambio importante en la vida, habrá que estar mentalizado y preparado para afrontarlo con amor y tranquilidad.

Comparte las dudas

Durante los primeros días, surgirán muchas dudas con respecto a la crianza y cuidado del bebé. Así también sobre tus emociones, cambios y necesidades.

Ante cualquier duda, lo mejor es compartirla con alguien cercano, amigos o familia, los consejos de personas que hayan pasado por la misma experiencia pueden ayudar.

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *