Conoce otras formas de dar a luz

Cuando nos quedamos embarazadas, para todas las mujeres una de las preocupaciones principales es el momento en el que las contracciones llegan, dar a luz es un hecho, y el bebé está pronto en el mundo. Sin embargo, es recomendable que durante los nueve meses que dura la gestación nos planteemos qué tipo de partos existen y cómo podemos afrontarlos si la naturaleza y nuestras propias características lo permiten. Para ello, debemos saber que además del propio parto natural, o la cesárea si es nuestro deseo o no nos queda más remedio, hay otro tipo de vías que se alejan de lo convencional.

Para empezar, existe el parto en la propia vivienda de la mujer. Es decir, hay muchas personas que no desean que el momento en el que dan la bienvenida a su primer hijo o al siguiente de su prole tenga lugar en un hospital, rodeada de aparatos y médicos. Por ello, muchas deciden que sea la intimidad de su casa el mejor lugar para dar a luz. Aunque se puede hacer desde la vía convencional, cada vez son más las madres que deciden que su parto sea en el agua. ¿Cómo hacerlo? En la propia bañera de nuestro hogar, o en una bañerita improvisada que estará supervisada por profesionales de este tipo de alumbramientos.

Por otro lado, también es conveniente que si queremos huir de los típicos partos en el ala de maternidad de un hospital, tengamos en cuenta que existen otros, como por ejemplo la silla de parto. En ella, la parturienta está completamente sentada para dar a luz. Y no podemos olvidar el parto lotus, que busca la naturalidad y la sensación de contacto constante entre el bebé y la madre, por lo que el cordón umbilical no se corta hasta que no se caiga de manera sencilla, así como la placenta.

Imagen: Mamá natural

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *