Cómo reconocer que estás de parto y no es una falsa alarma

Si hay algo fundamental cuando estamos llegando a la recta final de un embarazo, es saber reconocer en todo momento cuándo empieza de verdad la cuenta atrás. Para muchas mujeres que son madres por primera vez, cualquier signo de alerta convierte el momento en un pánico constante hacia el parto que conlleva un viaje al hospital, para volver al cabo de unos minutos. Si no quieres ir innecesariamente hasta el lugar donde tendrás a tu hijo, y quieres reconocer de forma más o menos precisa cuándo estarás preparada para dar a luz, te damos algunas pinceladas para saberlo.

Para empezar, tenemos que tener claro que por norma general, los partos, y más en las madres primerizas, no son inmediatos como podemos ver en las películas, en las que la mujer rompe aguas de forma estrepitosa y el niño nace en las circunstancias que sea. Aunque hay casos que ratifican que eso puede llegar a suceder, por lo general el proceso es mucho más largo.

Debemos saber que lo que suele desencadenar todo lo que concierne a los minutos u horas previas a dar a luz, suele ser la expulsión del tapón mucoso, que no tiene por qué echarse de forma inmediata, pero que suele llevar al nacimiento. Romper aguas no significa que la emergencia sea clara, pero sí es verdad que el parto está empezando y que esto llevará al momento de las contracciones. Tu abdomen se endurecerá conforme vayan pasando las horas, y verás cómo las contracciones van aumentando y cada vez son más en el tiempo. Será el momento de acudir al hospital para dar a luz en breve cuando éstas vayan siendo dolorosas y muy constantes.

Y ante todo, conserva la calma y dentro de lo posible disfruta de este momento único en la vida, y prepárate para recibir a tu bebé.

Imagen: Yo Creo 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *