Cómo evitar la depresión post-parto

El embarazo es un momento de la vida de toda mujer, en el que las emociones están más a flor de piel que nunca. Entre los propios nervios ante el nacimiento, las dudas y las ganas de verle la carita a nuestro bebé, es importante que siempre mantengamos la calma. Es decir, que no nos exijamos más de lo que físicamente podemos hacer o estamos dispuestas a llevar a cabo. Muchas mujeres no experimentan este tipo de auto lesión mental durante la gestación, pero sí la sufren una vez que dan a luz. Si quieres evitar tener una depresión post-parto, debes mentalizarte desde el minuto 1 en el que sabes que estás embarazada, puesto que se trata de una carrera de fondo.

Lo importante es que tengamos claro que somos madres primerizas, y que al igual que Nosotras, miles de mujeres en el mundo cada día se estrenan en esta labor. Por lo tanto, no lo sabemos todo, ni somos adivinas. Por mucho que nos documentemos respecto al bebé, habrá aspectos médicos que no podremos controlar, y que tendremos que consultar en manos de un profesional. Además, el propio instinto muchas veces hace que todo fluya correctamente.

No te autocastigues si no sientes un amor profundo e infinito desde el momento en el que das a luz. Es un episodio de tu vida que mezcla emociones, y puede que las molestias que has sentido no te hagan disfrutar del nacimiento. No hay que tener pánico, ya llegará. Tu bebé acaba de conocer este mundo, y tanto tú como él os tenéis que adaptar a vuestra nueva vida en común. Déjate ayudar, si sientes debilidad psicológica porque crees que no llegas a todo, deja que tu pareja pueda servirte como apoyo. Lo importante es tener una baza que nos haga sentirnos felices, guapas y saber que nadie es una súper mamá, sino mujeres reales que aprenden con el tiempo.

Imagen: Bebe Postnatal

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *