¿Cómo afrontar el sobrepeso de los más pequeños?

Es fundamental combatir el sobrepeso y la obesidad infantil.

Un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que el 60% de los niños con sobrepeso lo serán de mayores, lo que conlleva a tener factores de riesgo cardiovascular, diabetes tipo 2, desórdenes mentales, e incluso baja autoestima.

El problema afecta a los países de bajos ingresos y también a los países desarrollados, debido al sedentarismo y la mala alimentación.

 

¿Cómo combatir el sobrepeso y la obesidad infantil?

  • Generar buenos hábitos: Establecer hábitos de comida sana y una dieta equilibrada y completa. La alimentación debe ser variada y nutritiva. Hidratarse de manera correcta, evitar las bebidas azucaradas, la bollería industrial, los dulces y las grasas saturadas. Además de los enlatados y la comida procesada, los alimentos deben contener vitaminas y proteínas agregando muchas frutas y verduras, carnes y pescados bajos en grasas y lácteos.
  • Actividad física: Elegir el deporte adecuado para cada niño para quemar calorías extra y mantener un equilibrio o ayudarlo a perder peso si es necesario. No obligarlo a que practique deportes que exijan demasiado esfuerzo, sino motivarle a que participe en actividades deportivas y juegos que le ayuden a socializar y mejorar su autoestima.
  • Limitar el tiempo de la televisión el ordenador a 2 horas por día. Los niños pasan una medida de 2 horas a 3 jugando al ordenador o dispositivos móviles. Incita a que se mantengan físicamente activos al menos durante una hora diaria. Durante este tiempo pueden salir a caminar, correr, nadar o montar en bici.
    Evitar ofrecerle alimentos como premio o castigo ya que puede asociar los dulces a un estímulo positivo y las frutas y verduras como negativos.

Consejos para prevenir el sobrepeso infantil

  • Comer en familia.
  • Agregar más frutas y verduras en la alimentación.
  • Elegir porciones adecuadas a la edad, actividad, y tamaño del niño.
  • No tener regularmente en casa patatas fritas, bebidas azucaradas, bollería, galletitas o chocolates, para evitar comer esos productos entre horas.

Según los pediatras, la obesidad infantil contribuye a desencadenar problemas psicológicos, psiquiátricos y sociales en los niños.

Por lo tanto, es muy importante prevenir la obesidad y el sobrepeso, generando hábitos saludables desde el primer día.

Ante cualquier duda o consulta, recomendamos acudir a tu médico de confianza o especialista.

¡Cuidemos la salud de nuestros niños!

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *