Beneficios de la cama nido

La cama familiar, o cama-nido, es una alternativa que muchos padres escogen para dormir con su bebé en familia sin necesidad de trasladarlo a una cuna. Esta vía es criticada por muchas voces que opinan que puede ser perjudicial para el niño, ya que los padres podrían aplastarlo sin querer, o que a medida que pasen los meses no querrá separarse de sus progenitores para dormir con autonomía. Sin embargo, para las primeras semanas de vida del  nuevo miembro de la familia, dormir junto a las personas que le han dado la vida puede ser beneficioso para todos. Descubre por qué:

  • El bebé se sentirá protegido. Nada más nacer sienten una indefensión que va pasándose a medida que crecen, y saber que a su lado tiene a sus padres hará que duerma de un tirón.
  • Es práctico para los padres. Si llora o se ha apostado por la lactancia materna, es mucho más fácil sin tener que levantarse a por él en la cuna.
  • Los lazos familiares se estrechan mucho más, ya que las caricias o los abrazos pueden sucederse de un modo mucho más habitual.
  • El bebé agradecerá despertarse en un ambiente cálido y llorará mucho menos que si está en la cuna.

De todos modos, es recomendable no extender esta práctica durante demasiadas semanas o meses, ya que el descanso paterno y materno total también es fundamental para que el pequeño esté bien. Por ello, tras un breve período de tiempo de confraternización, es necesario que cada uno ocupe su espacio en la casa, y sobre todo en la familia.

Imagen: Bebés y biberones

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *