Bebés y mamás: cómo lograr que a un niño le guste el baño

Es muy común ver a bebés y mamás peleándose en la bañera porque el niño no quiere darse un baño. Normalmente, este rechazo, miedo y temor a los baños suele venir determinado por una serie de razones comunes entre las que se encuentra su miedo al agua, los cambios de temperatura o el rechazo a dejar lo que están haciendo solo para darse un baño. Es por ello que debemos poner todo de nuestra parte para así hacer que a nuestro hijo les guste el baño.

hora_del_baño

Para empezar, una de las formas más simples y efectivas de hacer que a nuestro pequeño le guste el baño es hacerles ver que se trata de un juego. Para ello, podemos llevar la bañera con agua tibia y permitir que nuestro hijo juegue con algunos de sus juguetes favoritos en el agua mientras los bañamos, incluso dejándoles unos minutos para que disfruten de estos juegos acuáticos. De esta forma, verán el baño como toda una aventura y dejarán de un lado el rechazo y pasará a gustarles cada vez más.

También debemos conseguir que pierdan el miedo al agua, tanto a su temperatura como al miedo de ahogarse y mojarse. Para ello, podemos hacerles partícipes del baño en el sentido sobre todo de la temperatura. Así, mientras llenamos la bañera, podemos preguntarles si les gusta la temperatura a la que está el agua para asegurarnos de que no está ni demasiado fría ni demasiado caliente para ellos. En caso de que tengamos una bañera de buen tamaño, podemos probar con tomarnos un baño con ellos. De esta forma, tendrán mayor confianza y temerán menos al baño. Otra idea es que si tienes otro hijo, que bañéis a los dos peques juntos, así podrán jugar y tomarán más confianza a la hora del baño.

Imágenes: entrechiquitines/bebc

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *