Bebés y mamás: ¿Miedo a la oscuridad?

Para algunos peques la llegada de la noche no se traduce en el momento para descansar sino en el período del día en el que todos sus temores se hacen realidad, y es que la oscuridad se adueña de todo. En Nosotras te damos las claves para que lo ayudes a superar este problema.

El miedo a la oscuridad es uno de los más comunes en los niños entre tres a ocho años, incluso puede extenderse después de esta edad. Ya sea por inseguridades personales o por algo de su entorno que le influye, como una historia, una película o cualquier imagen que le impresione, el pequeño desarrolla un temor que hace que las noches de sueño sean tumultuosas para todos en casa.

El primer paso para solucionarlo es identificar el origen del miedo, algunos niños se niegan a apagar las luces porque desean prolongar el día y con ello el momento de los juegos, así que lo que parece un temor no es más que las ganas de continuar jugando. En ese caso debes ser firme, ha llegado la hora de dormir y no hay excusa que valga.

Cuando se trata de un temor a lo desconocido: monstruos, fantasmas o la simple oscuridad el peque debe sentir que es escuchado y tomado en cuenta. Ilumina su habitación con pequeñas luces que se conectan en los enchufes para que no esté en completa oscuridad y siempre antes de dormir cuéntale historias alegres y positivas, para que se relaje. Es importante que entienda que debe dormir en su habitación y que la misma es un lugar agradable y maravilloso, donde está seguro y protegido.

El niño debe sentirse querido y comprendido, pero además debe comenzar a reconocer la oscuridad como algo potencialmente divertido, así que porque no inventar un juego a media luz como hacer sombras, buscar tesoros o jugar a las escondidas. Trucos que le harán ver que en la ausencia de luz no hay nada que temer sino más bien mucho que aprovechar.

Si el miedo es descontrolado e irracional y ninguna estrategia funciona entonces lo mejor es acudir a un especialista para que los guíe y los ayude a superar este trance de manera efectiva.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *