Bebé: ¿Cómo cuidar su cabello?

 

Los consejos para cuidar correctamente el cabello del bebé

 

El bebé tiene un cabello y un cuero cabelludo muy delicado.

Es importante cuidarlo desde el primer día, para evitar sarpullidos, irritaciones, y otros problemas en la piel.

 

Algunos bebés nacen con un cabello abundante y grueso, otros vienen calvos o con una pelusilla muy ligera.

Con el tiempo esa pelusa se va cayendo para ser reemplazada por un pelo definitivo, con mayor textura y más fuerte.

 

 

 

 

 

Cuidados diarios para el pelo del bebé

El lavado. 

Es importante lavarlo todos los días con los productos adecuados.

Lo ideal es escoger un champú hipoalergénico que no le irrite sus ojos y que tenga un pH neutro, para cuidar el cuero cabelludo.

Es importante masajear el cabello ya que estimula el riego sanguíneo.

Y, tratar de mantener la cabeza ligeramente hacia atrás para evitar que el champú le caiga en los ojos.

 

 

Peinar y desenredar. 

Se puede complementar con un acondicionador, que ayude a desenredar el cabello.

Se debe pasar un cepillo de peine de púas anchas con mucho cuidado.

 

El peinarlo tiene importantes beneficios: estimula el riego sanguíneo, facilita que el pelo crezca, combate la costra láctea, y resulta muy agradable para el bebé.

 

 

Costra láctea. 

Puede presentar una leve descamación en el cuero cabelludo de algunos bebés muy parecida a la caspa debido a la grasa de la misma piel.

 

Es algo normal pero muy molesto, ya que en esa área se acumula la grasa y el sudor.

 

Para evitarlo y que la piel luzca fresca y saludable es importante cepillar suavemente después del baño.

Aplicar aceite de almendras o vaselina masajeando durante algunos minutos, y quitar con una toalla delicada de algodón.

 

 

Adornos. 

Hay para todos los gustos y todos tipos de cabello: rizado, liso, pobres o abundantes.

Podemos tener pasadores, pinzas, diademas y horquillas, que es muy variado para las niñas pequeñas.

 

Hay que tener mucho cuidado con las horquillas, porque se acaban escurriendo o, se las quitan, y se las pueden meter en la boca.

Lo ideal es que, para hacerle peinados y coletas,  esperar a que el bebé sea un poquito mayor.

 

 

 

 

 

Es una manera de evitar riesgos de atragantamiento.

Puedes aplicarle perfume o loción sobre su ropa, evita hacerlo sobre el cabello para que no pierda su brillo natural.

¡Su aroma será delicioso y el cabello limpito y saludable!

 

 

 

 

Imágenes: Madres hoy, DHgate, Uno más en la familia.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *