Aprende a relajarte con tu bebé

No hay mejor sensación que la de tumbarse con el pequeño de la casa a pasar un buen rato de relajación. Sin embargo, por la personalidad del propio bebé, o el estrés que supone organizar la vida con el nuevo integrante de la familia, este momento puede retrasarse.

A pesar de todo, es necesario que aprendamos a que el relax puede estar relacionado con el descanso y puede hacerse en cualquier momento. Para que disfrutes de un momento de paz y armonía con tu bebé sea cual sea el instante que os ocupe, te damos desde Nosotras las claves para conseguirlo en pocos minutos.

Para empezar, se trata de que reservéis un momento íntimo para los dos, cuando no os moleste nadie y no haya que estar pendiente de un momento en el que se acerque la hora de la comida, la merienda, la cena o el baño. Es decir, que sea una hora muerta en la que podáis estar completamente solos sin que las obligaciones o los horarios os encorseten. Una vez que lo hayáis conseguido, es la oportunidad perfecta para tumbaros el uno junto al otro y dejar a un lado los juegos, para solamente centraros en el silencio y la relajación que supone algo como esto.

Puede ser en la cama, en un sofá o en la alfombra del salón. Así, es necesario que estéis lo más juntos posible, ya que cuando el bebé esté tranquilo y note la respiración de su madre, además de los latidos de su corazón, hará que se relaje e incluso pueda quedarse dormido sin pretenderlo. En un momento así, en el que las distracciones son las menos, también conseguiréis uniros mucho más, porque el pequeño relacionará un instante de este tipo con la paz que le transmites tú. ¡Aprovéchalo!

Imagen: 1001 consejos

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *