Anemia durante el embarazo

La anemia es causada por un descenso de hierro por debajo de los valores normales y es una de las complicaciones más frecuentes durante el embarazo.

En ese período, la cantidad de sangre en el cuerpo de la mujer aumenta hasta un 50% más de lo usual. Por lo tanto, necesita más hierro para producir más hemoglobina para esa sangre adicional que se suministrará al bebé y a la placenta.

 

 

Síntomas de la anemia durante el embarazo

Estos son los síntomas más comunes. Sin embargo, cada mujer puede experimentarlos de manera diferente.

  • Pérdida abundante de cabello.
  • Falta de apetito.
  • Apatía.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos y dificultad al respirar.
  • Piel muy pálida.

Dieta recomendada

Es importante seguir una dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en hierro y vitaminas. Una dieta vegetariana estricta no aporta las necesidades diarias de hierro y vitamina B12. Por lo tanto, si es tu caso, deberás consultar al médico para que te recomiende suplementos durante el periodo de embarazo.

Debes consumir alimentos ricos en hierro como pescados, carnes rojas bajas en grasa, cereales fortificados o lentejas. Además, agregar alimentos que mejoren la absorción de calcio como el zumo de naranja, las fresas, el brócoli, las uvas o los pimientos.

 

¿Cómo puede afectar la anemia tu salud y la del bebé?

  • Sufrir anemia durante el embarazo puede afectar las reservas de hierro del bebé a la hora de nacer, lo cual aumenta el riesgo de que padezca anemia durante la infancia.
  • También se asocia con un mayor riesgo de tener un parto prematuro o un bebé bajo de peso.
  • Puede afectar a tu salud al quitarte energía y dificultar la lucha de tu defensas contra las infecciones.

¡Importante!

El suplemento de ácido fólico antes de la concepción y durante los tres primeros meses de embarazo contrarresta la aparición de anemia.

Si sientes algún síntoma, debes consultar con tu médico para que te realice pruebas especificas con el fin de comprobar tus niveles.

Según cómo te encuentres, te podrá recomendar complementos de ácido fólico, suplementos de hierro, vitamina C, o vitamina B9, durante el primer trimestre o durante todo el embarazo si es necesario.

Recuerda consultar a tu médico todas tus dudas y visitarlo siempre que sientas que algo no va bien. ¡Es fundamental que cuides de tu salud en ese período para que tu bebé nazca fuerte y sano!

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *