Almohadas para una lactancia cómoda

La conexión que se establece entre la madre y el bebé durante la lactancia es un privilegio al que pocas madres quieren renunciar. Es uno de los momentos más emotivos de la maternidad, pero a veces puede provocar posturas incómodas que afectan tanto a la madre como al bebé.

Para que podáis disfrutar de una lacntanci sin problemas te recomendamos las almohadas Boppy de Chicco. Gracias a una forma ergonómica se adapta a la perfección al contorno del bebé durante su crecimiento, ayudando a su relajación y propiciando que no trague aire y que los gases no hagan acto de presencia. Además, facilita que la madre pueda adoptar una postura natural y cómoda, evitando dolores y tensiones de espalda.

Hay que tener en cuenta que a lo largo del desarrollo del bebé existen diferentes posturas para la lactancia que mejoran su crecimiento:

  • Durante los primeros meses lo más efectivo es tumbar al bebé y reclinarlo levemente después de amamantarlo para que haga una buena digestión y pueda descansar.
  • A partir de los 6 meses puedes utilizar la almohada para que ayude fortalecer los músculos del cuello y la espalda del bebé, algo vital para que comience a gatear.
  • Al pasar los 9 meses la almohada le ayudará a mantener el equilibrio cuando esté sentado.

Además, cuenta con varias fundas intercambiables para que puedas combinarla con la ropa del bebé. Aprovecha mientras puedas de una experiencia única como es la lactancia, el tiempo pasa demasiado deprisa.

Autor: Carla Ramirez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *