6 trucos para poder dormir a tu bebé

 

¿Cómo consigo que mi bebé pueda dormir bien?

Seguro que tu bebé acabará durmiendo bien algún día, pero mientras tanto te dejamos algunos consejos que le ayudarán a descansar mejor. 

 

Es normal, que siendo tan pequeño, le cueste y tarde en dormirse.

Que llore si se ve solo o que se despierte a menudo…

Estamos seguras de que sabes a que nos referimos, ¡y por eso te traemos estos truquitos!

Podéis ir probando, y  observar las reacciones de vuestro bebé ante los diferentes trucos.

 

 

 

 

 

Recurrir cada noche a los tres o cuatro que habéis podido comprobar que le ayudan a conciliar el sueño.

Así podréis trazar un plan de sueño personalizado, que consiga que descanséis tanto el bebé como el resto de la familia.

 

Trucos.

1. Crear el ambiente idóneo.

Probar a ventilad su habitación un rato antes de acostarle en la cuna, y, luego, comprobad que la temperatura oscila entre los 22 y los 24º C.

La temperatura y la sensación del ambiente son factores que afectan a que el bebé duerma mejor o peor. 

 

2. Seguir siempre el mismo ritual para acostarle.

De los 6 a los 12 meses,  el bebé empieza a entender las relaciones causa-efecto.

Por eso, si practicáis con vuestro hijo a diario la misma rutina antes de llevarle a la cuna, podrá relacionarlo con el hecho de que es hora de descansar.

Le dará seguridad y se irá confiado a dormir.

 

 

 

3. Bañarle.

Recurrir a bañarle puede ser un paso en la rutina diaria.

Eso si, comprobad que el agua caliente les tranquiliza y no les espabila; a algunos bebés les pasa.

 

4. Practicarle un masaje facial.

Masajeadle la cabeza, la cara, las sienes… a través de movimientos circulares durante 1 minuto aproximadamente.

Puedes seguir acariciándole la nariz y, sobre todo, el entrecejo.

Si lo haces de arriba a abajo, y de manera suave, conseguirás relajar a tu pequeño. 

 

5. Mecerle en brazos.

Los vaivenes en brazos de mamá o de papá ayudan a los pequeños a acompasar su ritmo cardiaco y su respiración, lo que les ayuda a conciliar el sueño.

Además, les hacen sentirse protegidos, una sensación esencial para poder superar la ansiedad por la separación.

 

 

 

6. Cantarle una nana.

Al cantar liberamos endorfinas, unas hormonas que producen serenidad.

Aún así, lo más curioso es que este estado de bienestar se da tanto en el que canta como en el que escucha.

Por eso estas canciones infantiles funcionan tan bien.

 

¡Esperamos que tu bebé consiga conciliar el sueño!

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *