Yo soy mujer y también trabajadora

Ahora que se acerca el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, me ha venido a la cabeza el libro que el año pasado llegó a convertirse en ‘best seller’, Cásate y sé sumisa de Costanza Miriano. Porno porno izle hd Porno Sex izle porno

Cásate y sé sumisa causó mucha discordia entre la izquierda y los grupos feministas debido a las polémicas tesis sobre la mujer y, la verdad, es que no es de extrañar porque la autora italiana llega a afirmar en su libro que “la mujer es, principalmente, esposa y madre” y que “muchos conflictos matrimoniales podrían resolverse si la mujer entiende su verdadero talento como esposa y madre: la sumisión del servicio”.

Después de leer estas alarmantes frases y teniendo en cuenta que en breves será el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, aprovecho la ocasión para reivindicar la necesidad de romper con estos estereotipos del pasado y avanzar hacia una nueva imagen de mujer.

Poco a poco, los roles de la mujer han cambiado y, por suerte, el estereotipo de la mujer moderna es otro: una mujer volcada en el mundo profesional, que ha superado tabúes del pasado, y que ha roto con la imagen de la esposa que cuida el hogar y los hijos y le tiene preparada la cena al hombre cuando éste regresa de la oficina.

Sin embargo, la incorporación de las mujeres al mundo laboral también ha supuesto algunos problemas que aún hoy tiene flecos por resolver. Y es que cambiar una situación puede resultar más o menos complicado pero cambiar las mentalidades de las personas es una tarea muy difícil. De hecho, hoy en día aún perviven resquicios de un machismo que no termina de asumir que las mujeres puedan ser iguales que los hombres. Por eso, temas como la desigualdad salarial, las trabas a las bajas por maternidad o el desequilibrio en el reparto de las tareas del hogar siguen afectando a un buen número de mujeres trabajadoras.

Con el objetivo de conseguir la completa igualdad entre hombres y mujeres, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora ha adquirido una nueva dimensión. Se trata de una ocasión más para reflexionar sobre los avances conseguidos y exigir cambios hasta llegar a la igualdad.

Imágenes: Corbis

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *