Vintage en Barcelona: llega After Tea

Barcelona, la capital más cosmopolita de España, comienza a forjar su andadura por el mundo de los mercados y ventas vintage, equiparándose así, a ciudades como Londres y París, con gran tradición de mercadillos undergrounds con aires antiguos. Cada vez son más los visitantes atraídos por este tipo de eventos, así como los foráneos que se asientan en la ciudad para ofrecer su mercancía vintage.

En España en general, y en Barcelona, en concreto, siempre han sido famosos los mercadillos o rastros abiertos al público general, unos al aire libre, como el de los Encants, y otros dentro de espacios municipales, como el del Mercat de Sant Antoni, donde destacan sus domingos dedicados a los libros, comics y filatelia. Son mercados populares que atraen no sólo al autóctono barcelonés, sino también a multitud de turistas que indagan entre ropa, complementos, muebles, electrónica, discos, libros, telas, antigüedades y curiosidades varias, unas con más utilidad que otras.

Sin embargo, desde hace tres años, y en paralelo al crecimiento de la crisis económica que sufrimos, se han ido desarrollando en la ciudad diversos mercadillos o eventos semiprivados dedicados en exclusivo a la venta vintage, retro o de objetos reciclados y restaurados, ahora tan de moda.

Esta clase de eventos han ido haciéndose eco en la ciudad consiguiendo desmarcarse de los mercadillos convencionales y creando una tendencia propia capaz de reunir a jóvenes diseñadores, vendedores de segunda mano, restauradores y creadores o artistas en general de todas partes del mundo, atrayendo a un público juvenil, diferente e inconformista, que busca en lo antiguo un retazo de originalidad y distinción de la masa.

Así, este tipo de eventos, cada vez más frecuentes en la vida social de Barcelona, traspasa las fronteras seduciendo a diseñadores y conservadores de lo pasado, que se instalan en la ciudad y aprovechan estos mercadillos vintage para ofrecer su mercancía sin las exigencias del mercado convencional, así como, resulta una buena oportunidad para emprendedores que no pueden afrontar el mantenimiento de un atelier propio o para posicionar la marca de tiendas especializadas.

Los mercadillos vintage se han convertido además en un punto de encuentro y de intercambio entre profesionales del sector de la moda y de otros artistas emergentes, donde poder realizar networking al mismo tiempo que disfrutar de un entorno distendido y festivo, ambientado con sesiones de Dj’s en directo, coctéles, perfomances y sobre todo compras o intercambios, con un público cosmopolita y diferente que otorga relevancia y distinción a estos eventos.

Entre otros, en Barcelona destacan El Zapato Rojo, Brick Line Bcn, The Otherside Showroom, Flea Market Barcelona, Changing Room, y After Tea Barcelona, uno de los promotores habituales más importante, que organizan el primer encuentro del año el sábado 11 de febrero de 16:30 a 23:30 en el Hotel Husa Oriente, en Rambla 45, donde te invitan a disfrutar de una tarde apetecible rodeada de gente con propuestas genuinas en un ambiente de fiesta.

Será un buen momento para conocer los diseños y marcas de moda vintage, así como para propiciar un contacto directo que te permita entrar en la nueva tendencia y estar al día de cada evento o showroom que se organiza, ya que este tipo de actos realizan sus convocatorias a través de las redes sociales y bloggers especializados.

Disfruta en la Ciudad Condal rodeándote de un ambiente bohemio contemporáneo que te sorprenderá, y aprovecha estos encuentros para establecer redes que te posibiliten entablar relaciones sociales y profesionales fructíferas.

Imagen: The Purple Velvet y Estilos de Moda.

Autor: Marta Gonzalez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *