Ventajas de Telegram sobre Whatsapp

A estas alturas, seguro que ya habéis oído hablar de Telegram, la aplicación de mensajería instantánea que está dispuesta a desbancar al mismísimo Whatsapp. Dicho esto, seguro que ahora os estáis preguntando aquello de: «¿No intentaron lo mismo Line, Viber o ChatOn y murieron en el intento?«. La respuesta es: «Sí». Telegram, sin embargo, parece diferente. Y aunque al final acabe siendo como los demás (esto empieza a parecerse a un artículo de pareja), cuenta con una serie de ventajas que le convierten en un candidato más que sólido para plantar cara al monopolio de Whatsapp. He aquí las más importantes:

1. La seguridad: ¿Alguna de vosotras podría cuantificar las veces que ha escuchado aquello de: «Whatsapp no es seguro»? Nosotras lo hemos intentado y siempre acabamos perdiendo la cuenta. La sombra de las posibles filtraciones siempre sobrevuela nuestras mentes cuando escribimos determinados Whatsapps y contra esa sensación y presunta amenaza quiere luchar Telegram. Bajo el lema «recuperando nuestro derecho a la privacidad«, quiere posicionarse como un servicio totalmente seguro y permite hasta la creación de conversaciones con autocifrado. De hecho, hasta podemos escribir mensajes que se auto-destruyen en el plazo que hayamos fijado. ¿Qué más se puede pedir?

2. Multidispositivo: A diferencia de su gigante competidor, Telegram permite mantener conversaciones simultáneas no sólo a través del móvil sino, también, mediante el PC o la tablet. Personalmente, es la característica que más me convence porque permite unificar mecanismos. Ya no hará falta hablar con unas personas a través de Whatsapp con otras mediante Hangouts… Además, sincroniza de manera automática todas las conversaciones que mantengamos.

3. Gratuito: A diferencia de Whatsapp, Telegram ha asegurado que su servicio no tendrá coste alguno ni ahora ni en un futuro. Un detalle que convencerá a las personas que se escandalizaron por tener que pagar 0,89 € anuales por Whatsapp. Una cifra que, personalmente, me parece irrisoria comparando lo que hemos llegado a pagar por SMS… ¿Os acordáis?

4. Rapidez y más envíos: Telegram es más rápido en el envío de mensajes y, además, nos permite compartir más archivos. A diferencia de Whatsapp, no se limita a los archivos de audio, vídeo o fotografías sino que nos permite enviar documentos de hasta 1 GB.

5. Software abierto: Si hay alguna programadora en la sala, se estará frotando las manos con esta opción. Telegram es una aplicación de código abierto y cualquier persona con nociones de programación podrá colaborar en su desarrollo y mejora. Una manera de generar comunidad y hacer aún más partícipes del proyecto a sus usuarios programadores.

6. Grupos más grandes: Telegram permite crear grupos de conversación de hasta 200 personas, a diferencia de Whatsapp que ‘sólo’ admite 50. Esta ventaja, no obstante, la cojo con pinzas. ¿Alguien necesita, realmente, grupos tan grandes? ¿Qué pasará cuándo se pongan a hablar todos a la vez? ¿Hay alguien capacitado para asumir sin estrés el recibo masivo de mensajes en el móvil?

Acabado el listado, llega el momento de que os pronunciéis. ¿Os convence Telegram? ¿Creéis que podrá plantarle cara a Whatsapp?

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en