Atados a Instagram ¿Nuestras fotos, a la venta?

1.000 millones de euros fue la cantidad que pagó Facebook para adquirir Instagram, un mes antes de su salida a Bolsa. Un contrato con el que la red social pasaría a controlar la aplicación de edición de fotografía, y con la que podría acceder a los datos de sus usuarios para conocer aún mejor su público. Lo que no se temían éstos, aun así, era que la empresa de Mark Zuckerberg también cambiaría la política de privacidad de la app, para así ser propietario de todas las fotos publicadas en ella.

A través de un comunicado únicamente en inglés, los usuarios de Instagram fueron consultados hace unos días sobre si aceptaban que “un comercio o cualquier otra entidad” pudiera pagar por su alias, gustos, fotos y/o cualquier cosa que hicieran, para “contenidos de pago esponsorizados o promociones, sin ninguna compensación” para ellos.

Es decir, si los usuarios aceptaban el pasar a ser utilizados para publicidad sin ningún tipo de permiso y de forma totalmente gratuita. Una cuestión a la que, lógicamente, la mayoría de usuarios se opuso, pero que no tuvieron más remedio que aceptar. ¿El motivo? La negativa de esta condición suponía la baja definitiva en la app.

Aunque dicho cambio no afectara a la privacidad interna (o sea, qué usuarios pueden ver nuestras fotos), la noticia ha causado semejante revuelo que Kevin Systrom, cofundador del servicio, ha tenido que emitir un comunicado para aclarar (o no, para los escépticos) todo lo que está sucediendo en la app: “No es nuestra intención vender sus fotos y estamos trabajando en una versión actualizada de los términos para reflejarlo”.

Systrom añadió que los únicos datos a los que podrían acceder los avisantes serían, por ejemplo, el número de usuarios a los que una persona sigue, o las fotos en las que aparecieran marcas específicas.

Sea como sea, la noticia no ha gustado a los usuarios y ya se han empezado a registrar las primeras bajas de Instagram en apenas unos días.

Imágenes: Prólogo Creativo.

Autor: Carola Mayol

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *