Trucos para salir perfecta en las fotos

Que tire la primera piedra aquella que no tenga en su poder (o peor, que la tenga otra persona) una fotografía en la que salga con una pose para olvidar. Bastan unas escasas milésimas de segundo para que alguien capte lo peor de Nosotras mismas y que esa imagen perdure en la eternidad. Por eso, debemos estar preparadas y tener en cuenta las recomendaciones que ha recogido el diario británico Daily Mail tomando como base los consejos de modelos y fotógrafos profesionales.

Estos podrían resumirse en los siguientes puntos:

1. La barbilla siempre arriba. Seguro que os ha pasado alguna vez: os hacéis una foto, la miráis y… ¡parece que tengáis papada! Para evitar este efecto, es importante que alejéis la barbilla de vuestro cuello levantándola ligeramente antes de posar en una fotografía.

2. Los ojos bien abiertos. Otro de los problemas que nos aterran es el de aparecer en las imágenes con los ojos cerrados o, lo que es peor, entornados. Una mezcla de Niña del Exorcista y mujer ebria. Para evitarlo, la fotógrafa inglesa, Juliette Neel, explica que “hay que mirar hacia la cámara medio segundo más de lo que creamos oportuno”. Según Neel, “la gente infravalora el tiempo que se dedica a hacer una fotografía y es entonces cuando aparecen esas espantosas expresiones”. Así que ya sabéis… ¡abrid bien esos ojos!

3. La sonrisa perfecta. Nos encontramos ante otro de los grandes enigmas del mundo fotográfico. ¿Cómo sonreír de manera perfecta y no morir en el intento? Ante todo, sed naturales. Nada de apretar los dientes o los labios contrayendo todos los músculos de la cara. Para otra de las fotógrafas profesionales consultadas por el Daily MailNatasha Pszenicki, además, hay otro truco: “Empujar, durante la sonrisa, la lengua contra el paladar para alzar los dos lados de la barbilla“.

Barbilla arriba, ojos abiertos y sonrisa natural

4. La postura correcta. Otro de los grandes inconvenientes que nos encontramos en muchas de nuestras fotografías es el provocado por una postura inadecuada. ¿Quién no ha salido encorvada o con más tripita de la que debería en alguna imagen? Para evitarlo, tenéis que sentiros, al posar, como si un “hilo saliera por encima de vuestra cabeza y alguien estuviera tirando hacia arriba”, explica Natasha Pszenicki. Además, tened en consideración, también, estos dos aspectos:

– Si estáis de pie, situad vuestras manos o en la cintura (para resaltarla, como siempre hace Victoria Beckham) o sobre las caderas pero con los brazos ligeramente tensionados, con los dedos apretados contra el cuerpo. ¡Nada de brazos caídos! Además, situad siempre una pierna un poco por delante (y cruzada) de la otra para estilizar vuestra silueta.

 

– Si estáis sentadas, optad por una postura ladeada (también es conveniente estando de pie) porque si posáis de frente se os verán más caderas y muslos y las rodillas parecerán poco atractivas. Para ganar elegancia, cruzad los tobillos y no olvidéis mantener la postura erguida, las rodillas juntas, embebed el estómago y situad las manos o en vuestras caderas o en la silla. Si las ponéis sobre vuestro regazo, las piernas se verán más cortas y anchas.

Con estos consejos como hoja de ruta, saldréis perfectas en cualquier imagen que se precie.

Imágenes: Daily Mail, Cordon Press

 

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *