Trucos para perder peso de buena mañana

Hay pequeños detalles que se pueden hacer justo al levantarnos que nos van a ayudar a perder peso de una forma sana y sin mucho esfuerzo. Si por tiempo o ganas te cuesta hacer deporte, la mañana puede ser una buena oportunidad ya que es el momento del día en el que tenemos más energía. Aquí tienes algunos consejos que puedes ir introduciendo poco a poco en tu rutina. ¡Verás como notas los resultados muy pronto!

  • Aparca el motor: Ir en coche, metro o moto al trabajo es muy fácil y cómodo, pero no ayuda a la pérdida de peso. Caminar una hora al día puedes quemar muchas calorías, sobre todo si mantienes un ritmo rápido y constante. En el caso que el trabajo te quede muy lejos, puedes optar por caminar media hora y luego coger el metro para terminar tu trayecto. O ir en transporte público y volver a casa andando.
  • Duerme: Cuánto más relajada y más horas duermas tu cuerpo no tendrá esa sensación de ansiedad, de ataques de hambre repentinos durante el día.

doutissima com br

  • Toma algo el sol: ¿Justo toca en tu balcón en el momento del desayuno? ¡Perfecto! Según varios estudios los rayos de sol pueden ayudar a mantener nuestro reloj interno e incluso acelerar un poco el metabolismo. También puedes ir por el sol si vas de camino al trabajo. Como tu piel se verá más bonita, también te ayudará a seguir con tu dieta y ejercicio
  • No olvides tu meta: En el momento de ser consciente que quieres perder peso, mantén el foco y la concentración. Evita ascensores, pasar mucho rato sentada, y todas esas dinámicas que sólo provocan una rutina más sedentaria. No olvidar tu meta también te ayudará a controlar los ataques de hambre.
  • Agua: Toma un vaso de agua justo al levantarte. Tras seis u ocho horas de sueño sin beber, el agua te ayuda a depurar el organismo y te sentirás menos hinchada.
  • Correr: Si no empiezas a trabajar muy temprano y tienes la oportunidad de salir a correr, hazlo, aunque sean diez minutos por las mañanas. Vas a notar una gran diferencia.
  • Ejercicio en casa:Dedica veinte minutos a hacer flexiones y estiramientos para endurecer piernas, glúteos y brazos. Tras veinte días haciéndolo habrás cogido el hábito y te resultará más sencillo. También puedes combinarlo con otras tareas, como por ejemplo, bailar mientras limpias o cocinas.

Imágenes: Doutissima.com.br y Pinterest

Autor: Lara Villalon

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *