Tres restaurantes para comer entre peces

Hoy en día, comer bajo el mar mientras observas todo un mundo marino a tu alrededor no es muy fácil, pero sí posible. Aquí te presentamos un total de tres restaurantes situados por toda la geografía mundial en los cuales podrás disfrutar de un menú muy acuático.

Aunque a muchos de
vosotros imagino que la idea os resultará un poco sorprendente, es cierto que
en diversos lugares de nuestro mundo nos podemos encontrar cosas inimaginables
como, por ejemplo, restaurantes submarinos que se localizan, efectivamente, bajo el mar.

Uno de ellos es Ithaa, y aunque nos pilla un tanto lejos, concretamente en las
islas Maldivas
, fue el primer restaurante submarino del mundo. Dicho
restaurante forma parte del Hotel Hilton Maldives Resort & Spa y se
localiza a unos 5 metros por debajo del nivel del mar.

Para acceder a él
deberemos de pasar por una pasarela que nos conducirá a un salón con capacidad para unos 14 comensales, salón desde el cual podremos observar las profundidades del
océano Índico gracias a su panorámica vista de 270 grados.

Por otro lado, si
hablamos del precio, un buen menú en este suculento restaurante nos podría
salir entre unos 120 y 250 dólares, aunque también es cierto que en su carta
podemos toparnos con platos y con bebidas que rozan los miles de dólares.

El segundo
restaurante submarino que vamos a conocer se sumerge en las profundidades del
mar Rojo, concretamente en la ciudad de Eilat, en Israel. Su nombre es Red Sea
Star
, y se sitúa también a unos 5 metros por debajo del nivel del mar, en un
entorno de corales y de muchas criaturas marinas.

Se trata de un
restaurante muy colorido en el que toda su decoración está cuidada al detalle, por
lo que nos podremos encontrar sillas de esponjas marinas, por ejemplo. Además
de ello, también cuenta con unos 62 ventanales que permiten que podamos
presenciar un espectáculo marino casi único en el mundo, puesto que no es muy
común tener la oportunidad de comer entre peces.

Para terminar, nos
vamos a acercar al restaurante «submarino» que más cerquita nos pilla, puesto
que se localiza en el Parque Oceanográfico de Valencia. Sin embargo, esta
vez no nos sumergiremos bajo el mar, sino que disfrutaremos simplemente de un
enorme acuario que abarca todo el perímetro del local, consiguiendo así que podamos disfrutar de
nuestra comida observando todo un colorido de peces.

Aun así, una de sus
grandes ventajas, dejando a un lado la citada cercanía, es que es mucho más
asequible económicamente, ya que aquí el menú podrá salirnos torno a unos 30-40
euros
por persona. Lo que sí podemos destacar de todos ellos es que pegarnos un caprichito un
día no le hace daño a nadie, además de que muy pocas veces tendremos la
oportunidad de disfrutar comiendo en restaurantes tan peculiares como éstos que
hoy os hemos descrito.

Autor: Carmen Vargas

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *