Todo por las niñas

Hoy, 11 de octubre, es el Día Internacional de la Niña. Una fecha que nos recuerda que si los niños, en general, son las mayores víctimas en cualquier conflicto, las niñas, en particular, deben soportar varias cargas adicionales. En los países en vías de desarrollo, más de dos millones de niñas sufren la ablación genital cada año, muchas de ellas son violadas (la mitad de las mujeres violadas en todo el mundo son niñas de estos países) y obligadas a casarse con hombres que, en ocasiones, les doblan la edad. En la mayoría de casos no tienen acceso a la educación (los pocos afortunados que lo tienen son niños) y son las primeras víctimas en el tráfico de personas. De ahí que Naciones Unidas decidiera, en 2011 (y aplicarlo en 2012), sumar al Día Internacional del Niño y el de la mujer, el de la niña.

Una fecha que debe llevarnos a la reflexión y, sobre todo, a la solidaridad. Para que no haya excusas para poner nuestro granito de arena, la ONG Plan Internacional nos ofrece la posibilidad de aportar un donativo puntual con la cantidad que podamos aportar y hay marcas que se han sumado a la causa para allanarnos, también, el camino. Uno de los ejemplos lo encontramos en Venca, que, en colaboración con Plan Internacional, ha puesto a la venta una bonita camiseta solidaria para ayudar a las niñas de entre 10 y 16 años que viven en situación de exclusión en ocho comunidades rurales de la región de Kaolack (Senegal).

Camiseta solidaria de Venca

Los ingresos obtenidos por la venta de esta camiseta (sólo cuesta 9,99€), que ha sido ilustrada por la bloguera de moda Xenia Alonso (Barcelonette), se destinarán, concretamente, al proyecto 1.000 becas escolares para niñas de Kaolack (Senegal). Un preciosos gesto, ¿no os parece? También lo es el de Nancy, que lleva cuatro años colaborando con Plan Internacional y que, obviamente, no podía quedar al margen de este día. Su iniciativa ha consistido en lanzar a la venta un vestido de niña y otro idéntico para su muñeca Nancy con diseños de Kiddy Mini Model. Para adquirirlos, había que participar en una puja y la cifra más alta (se empezaba en 15€) se llevaba los dos productos y el honor  de participar en una gran causa.

 

Nancy

 

Como veis, no nos faltan los caminos para sumarnos a una causa que, por cierto, teñirá de rosa las Casas Colgantes de Cuenca, la Alhambra de Granada, la Catedral de Santiago de Compostela, la Muralla de Ávila o el Acueducto de Segovia, entre otros monumentos emblemáticos de nuestro país. Todo sea por las niñas. Se lo merecen.

Autor: Elena Fernández

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *