Teletrabajo, ¿es realmente productivo para una empresa?

Hace unos días asistíamos a la noticia que reabría el debate sobre las bondades del teletrabajo en materia productiva para los trabajadores de una empresa. La CEO de Yahoo!, Marissa Mayer, nombrada hace unos meses presidenta de la compañía, anunciaba la medida a sus trabajadores: a partir del mes de junio el teletrabajo o trabajo a distancia, dejará de ser una opción, todos deberán volver a trabajar en la oficina de manera presencial.

Esta decisión, ha cogido por sorpresa al mundo empresarial, especialmente por tratarse de una empresa tecnológica como Yahoo!. La pauta fue tomada a raíz de que se detectaran casos en los que los propios trabajadores dedicaran más tiempo a proyectos personales, además de que no estuvieran disponibles para posibles reuniones o lo que es peor, no cumplieran con los objetivos propuestos.

A pesar de que parecen más que evidentes las ventajas que comporta el teletrabajo para las empresas, en un entorno laboral, en el que la tendencia está derivando al trabajo por “objetivos”, en vez de “por hora” o “jornada”, ¿es esta medida de Yahoo! un paso atrás en la conciliación laboral y personal ?

Para Francisco Vázquez, Presidente de 3g office, las bondades están claras: “el teletrabajo conlleva un mejor balance entre la vida personal y laboral, comporta una mayor atracción y retención del talento; mayor flexibilidad de espacios y recursos, se reducen los gastos operativos hasta en un 40%; se incrementa la productividad, las empresas incorporan políticas de Responsabilidad Social Corporativa, permitiendo la integración de personas en situaciones como minusvalías, e incluso sostenibilidad con el medio ambiente”.

De acuerdo a los datos de la Sociedad para la Gestión de los Recursos Humanos, en Estados Unidos, entre 2007 y 2012, el porcentaje de empresas norteamericanas que permiten a sus empleados trabajar de forma flexible (incluyendo desde su casa), aumentó del 48% al 53%. Además, datos del 2011 del Departamento de Trabajo de ese país, el 24% de los empleados trabajan por lo menos un par de horas a la semana desde su hogar.

No obstante, el teletrabajo no siempre conlleva ventajas para los trabajadores, ni para las empresas, ya que muchas de ellas “no tienen la capacidad para prescindir del control”, es más, para muchos empleados, resulta positivo asistir a la oficina para desarrollar sus tareas.

Además, el empleado que teletrabaja debe ser una persona autodisciplinada y establecerse una serie de rutinas y horarios para ser realmente productivo , y no todas las personas están capacitadas para esto. Planificarse las jornadas antes de empezar resulta fundamental, así como tener una actitud constante, como no caer en jornadas infinitas de trabajo o alternar tareas domésticas con el trabajo. Por otra parte, existe el hecho de que el trabajador se convierta en un trabajador “aislado” al perder el contacto con los compañeros, los jefes y el ambiente de la oficina, la solución a esto es establecer reuniones con proveedores, clientes, etc. Asimismo, cualquier tipo de espacio en nuestras casas no sirve, el sofá, la cama o el comedor no son sitios recomendables para desarrollar la actividad laboral, se debe buscar un lugar exclusivo, acondicionado y óptimo para trabajar en él.

En palabras de María Gómez del Pozuelo, CEO de Womenalia, «la clave del funcionamiento de una empresa debe de ser la flexibilidad productiva, es decir, que sea el cumplimiento de unos objetivos y no los horarios cerrados, los que marquen la pauta del trabajo de los empleados. Esta es la fórmula para hacer del teletrabajo una realidad favorable tanto para el trabajador como para el empresario».

Lejos del debate que levanta la decisión de Mayer sobre el si el teletrabajo es productivo o no, la realidad es que el trabajo a distancia es cada vez más común en las empresas del futuro.

Artículo realizado por Desireé García Chico. Puedes seguir a Desireé García en Twitter: https://twitter.com/desiregch

Lee más artículos en Womenalia.com:

Imagen: empleoycarrera.com.

Autor: Womenalia

Comparte esta noticia en

2 Comentarios

  1. además gracias a las nuevas tecnologías todo es mucho más fácil. El trabajo no se mide por el horario laboral sino por el horario laborado. Y como he leído en un blog el teletrabajo es un resultado no un sitio.

  2. El teletrabajo está demostrado que es altamente productivo. A parte del ahorro energético y en transporte, el tiempo que no se viaja se puede también trabajar, o descansar, para poder trabajar mucho mejor. Además, las nuevas tecnologías han ayudado mucho para que ahora sea el sistema más óptimo (pese a las caras tarifas de internet y móvil de españa). Os dejo un interesante link sobre la história del teletrabajo:
    http://es.workmeter.com/blog/bid/261420?utm_source=ALSOURCE&utm_campaign=ALBERTO

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *