Te lo contamos todo sobre los toldos y persianas que necesitan tus ventanas: ¡no te dejes espiar!

Ahora que el buen tiempo está a la vuelta de la esquina los toldos y estores se presentan como una buena opción para combatir el calor y preservar la intimidad de los curiosos vecinos. Con unos diseños atractivos y funcionales los nuevos modelos se adaptan a cualquier espacio. Te los explicamos para que elijas el que más te conviene…
Los aparatos de aire acondicionado son capaces de transformar el aire cálido de una habitación en aire fresco. Sin embargo, el tiempo que tarden en hacerlo depende, en gran medida, de la temperatura de la que se parta.

Para que el proceso sea más rápido conviene mantener la estancia lo más fresca posible. Esto se consigue bajando las persianas en las horas que incide el sol con más fuerza o, en caso que haya cortinones dejándolos corridos

Lo mismo ocurre con los toldos. Hay que preverlo con tiempo porque luego, cuando el sol aprieta, no se consiguen fechas de instalación. También en este caso es mejor que un especialista nos diga qué tipo de toldo es el más adecuado para nuestra ventana. Y también tendremos que contar con la comunidad de vecinos para ver qué color y diseño para la lona han autorizado. Los hay de diferentes formas: tipo estor, con brazos invisibles, de capota, deslizantes, y con diversos automatismos que incorporan sensores de sol y de viento.

Persiana de paneles con estampado de troncos de Ikea

A los clásicos toldos rectos, estores o capotas, se unen ahora los diseños más modernos que presentan toldos con motor, sensores o cofres, que esconden la lona. Todos pueden ser accionados por motor mediante un interruptor, un mando a distancia o automáticamente, si poseen sensores fotoeléctricos que se activan con el viento y el sol.

Brazos invisibles o articulados
Pueden instalarse en cualquier sitio dada su versatilidad y fácil manejo, pero están específicamente pensados para grandes balcones y terrazas. Lo más novedoso en de este tipo de toldos son los de sistema monobloc y los de sistema cruzado. Los primeros permiten la colocación de más puntos de apoyo para una mayor seguridad en toldos de grandes dimensiones. Los segundos, están pensados para aquellas instalaciones que ven limitada su salida por la longitud de línea disponible.

Cortina para salón con estammpado de lunares de Ikea

La gran variedad que hay en cuanto a tipos y telas permite además que cualquier persona pueda instalar en su terraza o jardín el toldo que más se adapte a sus necesidades. Los sistemas de motorización actuales los hacen muy cómodos y sencillos de montar y desmontar. Así que ahor que ya sabes las bases para elegir, sólo tienes que acercarte a las tiendas y ver qué tendencias están de moda y escoger la que más se adapta a tu estilo y vivienda.

Autor: Juan Garcia Ruiz

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. A mi me gusta automatizar las persianas y toldos. Sobre todo me gustan los toldos automatizados porque puedo programar la hora de bajada y subida… por si no estoy en casa

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *