Suspenden al juez que impidió adoptar a una lesbiana

El Consejo General del Poder Judicial, acaba de suspender de forma cautelar al Juez Fernando Ferrín Calamita, por haberse negado a que una lesbiana adoptase a la hija de su pareja matrimonial.

Los cinco miembros de la comisión permanente del CGPJ acordaron suspender al titular del Juzgado de Primera Instancia nº 9 de Murcia, al haber admitido a trámite la querella presentada por la mujer que pretendía adoptar a la niña.

El Juez está acusado de dilatar “de manera maliciosa” la solicitud de adopción. Por si fuera poco, este mismo magistrado tiene abiertos dos expedientes disciplinarios por otros casos parecidos de homofobia.

Para el Juez Ferrín, “una formación integral es imposible que se la dé un progenitor homosexual”, al igual que “el ambiente homosexual aumenta sensiblemente el riesgo de que los hijos también lo sean”.

Y, yo me pregunto a raíz de estas declaraciones del Juez, ¿qué problema hay en que un hijo sea homosexual? Primeramente, no es cierto que la educación por parte de padres o dos madres homosexuales implique que los hijos también lo sean. Pero, incluso asumiendo esa premisa, ¿por qué tiene que plantearse esto como una tara para los hijos? ¡Con estos jueces, no sé a dónde vamos a llegar!

 

Autor: fausto.ramirez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *