Stephane Hessel presenta «¡Indignaos!» en España

Stèphane Hessel, autor de «¡Indignaos!» uno de los éxitos editoriales del año, ha visitado España para presentar su libro. Nosotras pudimos verle en Barcelona y escuchar su incitación a la rebeldía pacífica, al cuestionamiento del orden establecido y a pensar que otro mundo es posible.

Una de las cosas que hizo Stèphane Hessel en su visita a España fue reencontrarse con el Gernika de Picasso, que actualmente se expone en el museo Reina Sofía de Madrid. La otra fue instar a los que acudieron a oírle -tanto en la capital (donde según parece la afluencia de público fue masiva y unas 500 personas se quedaron sin poder entrar) como en Barcelona- a indignarse y rebelarse contra las injusticias del sistema en el que vivimos.

Con sus 93 años Hessel ha publicado un librito que se ha convertido en un éxito de ventas en Francia y va camino de lo mismo en los otros 30 países en los que se ha editado. Las intenciones del último redactor vivo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos quedan claras desde el título: «¡Indignaos!». El autor llama a una indignación pacífica, al estilo de otros precusores como Gandhi o Nelson Mandela. Exhorta a los jóvenes occidentales a fijarse en sus iguales de otras zonas del mundo, como los países árabes, que han comenzado sus propias revoluciones.

«Indignaos» se publicó en octubre de 2010 en Francia y pronto se convirtió en un éxito editorial, pero también político y social. Y aunque hay quien acusa a Hessel de no proponer nada nuevo y de lanzar un discurso un tanto manido y demasiado parecido al pronunciado en la Segunda Guerra Mundial, lo cierto es que consigue encender en el lector la llama de la desobediencia o, como poco, sembrar la semilla de la duda. «Mañana caerán los muros del capitalismo financiero como cayó el de Berlín», afirmó Hessel ante un auditorio que le escuchaba sin perder hilo en el Instituto Francés de Barcelona.

El activista señaló en su conferencia 2 de los grandes peligros que acechan a la sociedad actual –»Una sociedad frágil», tal y como él mismo la definió- que son la explotación sin límite de los recursos naturales y la diferencia cada vez mayor entre los pobres y los ricos. Y animó a los jóvenes (y los que no lo eran tanto pero acudieron a escucharle) a no permanecer pasivos ante dichos peligros sino a luchar contra ellos, como él mismo hizo en su juventud contra los que había entonces. Que su mensaje se difunda y llegue a materializarse en las calles aún está por ver, pero el éxito del libro permite pensar con un poco de optimismo.

«Indignaos» está editado en España por la editorial Destino.

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. Raúl Ibáñez Martinez, también se indignó, cogió la pancarta y se echó a la calle denunciando la Normativa Hiporecaria y Desahucios.
    Ver: Y Raúl cogió la pancarta… Diario de Burgos digital.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *