Souvenirs, los regalos más excéntricos

Camisetas, peluches, platos, colgantes, imanes… existe una lista infinita de los típicos souvenir que se suelen adquirir en las zonas más turísticas de cualquier ciudad y que en demasiadas ocasiones preferimos que no nos regalen por no saber dónde meterlos pero,
¿Cuáles son los peores souvenirs que se han regalado?, ¿Dónde han ido a parar?, ¿y cuales han sido los más extravagantes?

Seguro que alguna vez te han regalado un souvenir espantoso que has tenido que esconder en un cajón por miedo a que semejante esperpento pudiera ser visto, o simplemente por resultarte totalmente inservible e incluso molesto. Y es que según una encuesta realizada por la página www.hotel.info, un 39,4% de los encuestados reconoce haber escondido souvenirs en el «cuarto oscuro«, y tan solo un 25% afirma haberlos colocado en algún lugar de la casa «por cortesía«. Entre los recuerdos menos deseados se encuentran los platos, tazas y cuadros que suelen ser escondidos para no volver a ser vistos en algún ático, almacén o armario. Incluso un 30% reconoció haber regalado algún souvenir recibido a otro amigo, todo un detalle…

A continuación te mostramos una lista con algunos de los souvenir muy poco acertados y que menos gustaron a los encuestados:

  • «Un pack de seis zumos de melocotón…».
  • «Una estrella que quita el mal de ojo pero desde que me la regalaron me empezó a ir todo mal».
  • «Un mechero… no fumo».
  • «Un cepillo de dientes».
  • «Un pavo real de juguete a pilas que emitía sonidos horrorosos y se le encendían los ojos rojos. A mi sobrino le daba miedo».

Otros souvenir pueden gustarnos más o menos, pero de lo que no cabe duda es de su capacidad para llamar la atención gracias a su excentricidad:

  • «Una botella de tequila con un bicho dentro (no era un lagarto)».
  • «Un calendario maya que no entiendo».
  • «Un insecto disecado y un ciervo que ronca».
  • «Un bisturí».
  • «Un abridor de botellas hecho con el cuerno de un reno».

Sin duda hay infinidad de souvenirs capaces de sorprendernos o ponernos los pelos de punta al recibirlos, y tú ¿Cuál ha sido el souvenir más «friki» que has recibido?

Autor: Sara Palacios

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *